Patrocinado porInfiniti

Mundial Rusia 2018Saúl critica el despido de Lopetegui: «Se merecía seguir con nosotros»

El centrocampista del Atlético verbaliza en público el sentir de los jóvenes del vestuario y afirma que «no era el momento adecuado, a dos días de empezar el Mundial»

Actualizado:

Saúl Ñíguez es un hombre sincero y que va de cara. Este joven de 23 años pero ya veterano, debutó con el Atlético en 2012 ante el Besiktas con 17 años, 3 meses y 18 días, tuvo el honor de ser el primer futbolista al que hizo debutar Julen Lopetegui, con el que llegó a hablar de la opción de ir cedido a Do Dragao. Fue en Bruselas, en el primer partido. Y quizá por eso no oculta que no entendió la salida del técnico vasco a solo 48 horas del debut ante Portugal. «Eso (el cambio de Lopetegui por Hierro) nos descolocó. Fue algo sorprendente y la decisión, a pesar de que puedas tener tus motivos y a lo mejor puedas tener razón (en relación a Luis Rubiales) ya que los jugadores no entramos en eso pero creo no era el momento adecuado, a dos días de empezar el Mundial cambiar de seleccionador. Pienso que Julen se merecía seguir aquí con nosotros después de dos años con nosotros preprando el Mundial», dijo en una entrevista en TVE.

«Sinceramente aún no he hablado con él quiero esperar a que pase el Mundial, centrarnos en lo que tenemos que hacer y ya luego hablaré con él», explicó el ‘8’ del Atlético, que ha sido la voz más clara en criticar la decisión en público, algo que Lopetegui les pidió que no hicieran el día que se despidió del grupo en las instalaciones de la Academia Krasnodar, aunque otros como Dani Carvajal (que en la charla que tuvieron con el presidente fue uno de los que tomó la palabra junto a Thiago Alcántara para mostrar su rechazo a la decisión aunque el mandatario, que se había reunido con el capitán Sergio Ramos previamente, ya les vino a dar a entender que estaba tomada) o Jordi Alba ya habían apuntado que estaban en contra de la medida con el que fue su seleccionador desde julio de 2016. «No me gustó lo de Lopetegui, es respetable pero teníamos una gran proyecto con él. Echarlo fue decisión de Rubiales y hay que entenderlo, gran parte de que estemos aquí es gracias a Julen», explicó el azulgrana.

Alba, al que Lopetegui hizo regresar a su mejor versión tras un año complicado con Luis Enrique, siempre mantenía una gran relación con el vasco según desveló el propio Carvajal cuando recordó el momento en el que Lopetegui, horas antes de la destitución, les anunció que había firmado por el Real Madrid tras el Mundial. «Yo me enteré cuando nos lo dijo Julen en el vestuario, el día antes Sergio me dijo que estaba sonando y que había posibilidades. Luego el míster nos lo comunicó y nos dijo que quería cerrar eso y centrarse en el Mundial. Le di la enhorabuena y deseando empezar a trabajar con él. En esa reunión cuando nos comunica Julen que ha fichado por el Real Madrid, Jordi Alba dijo «te va a tocar sufrirnos» o algo así pero de buen rollo. Nadie se escandalizó, todo el resto del grupo se rió», apuntó el lateral madridista antes de confesar que todo lo sucedido les ha dejado «una sensación un tanto extraña, nuestro presidente decidió tomar la decisión de cesar a Julen. Nosotros podemos opinar una cosa u otra pero lo que tenemos que hacer es estar unidos y tengamos el seleccionador que tengamos, estar todos a una y luchar por este Mundial».

Los jóvenes, los más críticos

Otro de los que deslizó su malestar en público fue Isco, quizá el hombre más beneficiado de la estancia en la absoluta de Lopetegui, ya que confió en él cuando no tenía apenas protagonismo en el Real Madrid: le citó en octubre de 2016 con solo 56 minutos oficiales. «No voy a engañar a nadie, sí que pasó algo, pero la ilusión que tiene este grupo es superior a todo lo que pueda pasar. Estamos muy concentrados y motivados, esto es un Mundial, es cada cuatro años y es muy difícil estar aquí. Tenemos que alejarnos un poco de todo lo que pase fuera y centrarnos en hacer bien las cosas. Vamos a dejarlo atrás, ya ha pasado y no nos ayuda estar lamentándonos constantemente. Tenemos que centrarnos en el fútbol que es lo importante y lo que nos va a dar alegrías. En el fútbol esas cosas no se agradecen, pero tenemos que prepararnos bien», afirmó Isco en rueda de prensa tras empatar con Portugal.

Sólo los jóvenes, que han coincidido mucho tiempo con Lopetegui en las categorías inferiores, se han significado de manera clara respecto a la abrupta salida de Lopetegui. Otros como Sergio Ramos, Andrés Iniesta o Sergio Busquets se han mostrado algo más tibios... en público. «Lopetegui va a ser parte de esto pase lo que pase. Son decisiones que no nos corresponde a nosotros. Las tienen que tomar personas con más poder. A nosotros nos gusta hablar en el campo, no sé si (Rubiales) se habrá equivocado o no. Preferimos no hablar más del tema y pasar página», dijo el capitán antes del debut mientras que Iniesta insistió, antes de Irán, que la destitución de Lopetegui «fue una situación incómoda para todos, difícil, pero ahora mismo estamos centrados en lo que tenemos por delante. No hay ninguna duda sobre el cambio de entrenador y tenemos la confianza en lo que hemos estado haciendo y lo que hemos hecho», aseveró el manchego en la sala de prensa del estadio Kazán Arena.

Saúl y las oportunidades

No se espera que haya reprimenda alguna para el ‘7’ de España en este torneo, que junto a David de Gea es uno de los pocos que tiene a sus padres en Krasnodar, está muy ilusionado con el Mundial ya que es su primer torneo tras quedarse en el corte final en la Euro 2016. «Estoy convencido que podemos ganar el Mundial.Es un halago que la gente piense de esa manera, que tengo que jugar, lo que necesitamos es que todos, los 23, aportemos. Lo que tengo que hacer es esperar mi oportunidad y cuando la tenga aprovecharla. En los anteriores torneos creo que los futbolistas que salieron del banquillo fueron importantes y eso es lo que tenemos que intentar hacer nosotros ahora».

Saúl, que se pasea por las instalaciones de prensa de Krasnodar coreando cánticos atléticos, espera convertirse en uno de esos futbolistas ‘outsiders’ decisivos, como fue Dani Güiza en la Euro o Pedro Rodríguez en Sudáfrica. «Creo que los que no estamos teniendo minutos lo estamos haciendo muy bien. Llevo dos semanas sin competir y tengo muchas ganas de hacerlo, de sentirme bien, de sudar la camiseta en el campo ya que es por eso que tengo ganas de estar aquí», explicó a las cámaras de TVE.

Por último, Saúl, contento por la continuidad de Antoine Griezmann y algo triste por la salida de su amigo Fernando Torres, quiso destacar la contribución a su compañero Diego Costa a la selección. «Es un jugador muy importante para nosotros, a nivel de fútbol y que sea distinto a los de tiki-taka es positivo. Es un jugador que contagia, que tiene esa pasión y ese carácter es muy importante», afirma el atlético, que podría ser una de las novedades en el once de Hierro ante Marruecos.