J. M. Giménez con la camiseta con las cuatro estrellas - EFE | Vídeo: Uruguay llega a Rostov donde jugará este miércoles contra Arabia Saudí (ATLAS)
Patrocinado porInfiniti
Mundial Rusia 2018

El porqué de las cuatro estrellas en la camiseta de Uruguay

La celeste tan solo ha ganado dos Mundiales de fútbol, pero dos torneos de la década de los años veinte le otorgan esta distinción

Horario y dónde ver el partido de España contra Irán en televisión

Irán - España en directo

Actualizado:

La victoria de Uruguay frente a Egipto deja encarrilada la clasificación a octavos de final de los charrúas. En el duelo de mañana frente a Arabia Saudí podrían dejar sentenciado su pase, acercándose al ansiado deseo de todo un país de volver a salir campeones de un Mundial. De lograrlo finalmente, Uruguay se alzaría con su tercer Mundial de fútbol... y añadiría la quinta estrella a su camiseta.

Los bordados de este tipo en las camisetas de las selecciones nacionales son una manera de lucir con orgullo los títulos mundiales conquistados por el país. En 2010 España añadió la primera a la suya. Otras como Brasil acumulan cinco encima de su escudo, siendo los brasileños los que más pueden presumir de su historia. Sin embargo, existe una anomalía al respecto en el uniforme de una selección: se trata de Uruguay.

La celeste ha logrado a lo largo de su historia dos Mundiales. En 1930 levantó el primer trofeo que se celebró y en 1950 repitió el éxito conseguido veinte años atrás. Lo anecdótico se encuentra en las estrellas que figuran en su camiseta, siendo cuatro en vez de dos. Uruguay rompe así con la tradición y cuenta también dos trofeos que se jugaron antes de la primera cita mundialista oficial, concretamente en la década de los años veinte.

Corría el año 1924 cuando la FIFA organizó los llamados «Torneos Olímpicos de Futbol». Aquella competición puede considerarse el embrión del Mundial que hoy conocemos. «A condición de que los Torneos Olímpicos de Fútbol se celebren de acuerdo con la reglamentación de la FIFA, esta última reconocerá este torneo como un campeonato mundial de fútbol», decía el máximo organismo al respecto en un documento de su archivo histórico.

La primera edición, que se celebró en París, contó con la participación de 22 equipos. Uruguay participó en el mismo después de que el Club Nacional de Montevideo, en una gira por Europa, lograra una notable repercusión. En una final contra Suiza, a quien ganó 3-0, Uruguay se proclamó campeona de la primera edición de este protomundial.

Cuatro años más tarde, Amsterdam fue el escenario donde Uruguay logró la segunda estrella de su camiseta. En una final contra Argentina demostró su alto nivel y volvió a imponerse. Eso sí, hizo falta un partido de desempate para conocer el ganador. Dos años más tarde, Uruguay terminó de ratificar su dominio al ganar el primer Mundial de fútbol celebrado. Esta vez su estrella fue ganada en casa. Su segunda llegó tras el famoso «maracanazo» ante Brasil.

La FIFA, que en este tema es bastante flexible, dio categoría de campeón del mundo al vencedor de los Juegos de 1924 y 1928. La celeste es, por tanto, la única selección que puede presumir de esta anomalía en su uniforme. Así pues, esta es la historia de por qué Uruguay cuenta con cuatro estrellas en su camiseta habiendo ganado únicamente dos Mundiales de fútbol.