Heung-Min Son, desolado tras la derrota contra México
Heung-Min Son, desolado tras la derrota contra México - EFE
Patrocinado porInfiniti

Mundial Rusia 2018La derrota que podría acabar con una brillante carrera como futbolista

No llegar a octavos costará al surcoreano Heung-Min Son una «mili» de al menos 21 meses que truncaría su proyección

Mundial Rusia 2018: Horario y dónde ver España - Marruecos

España - Marruecos, el resultado y los mejores goles

Actualizado:

Más allá de minimizar radicalmente las opciones de Corea del Sur de clasificarse para los octavos de final del Mundial de Rusia, la derrota frente a México supuso también el disgusto más grande para su estrella, Heung-Min Son, que al acabar el partido lloraba inconsolable en una imagen que ha dado la vuelta al mundo, ante la posibilidad real de un precipitado final para su carrera como futbolista de élite.

Son, como cualquier ciudadano de Corea del Sur, debe cumplir con su deber de completar el servicio militar. La ley obliga a completarlo antes de cumplir los 28 años. El futbolista tiene 26, y la duración del servicio es al menos de 21 meses, por lo que el tiempo se le agota. Y su brillante carrera como futbolista puede verse seriamente afectada por esta obligación.

La estrella surcoreana es también uno de los futbolistas importantes del Tottenham de Mauricio Pochettino, pero cumplir con su deber como ciudadano surcoreano podría cercenar su progresión en Londres y en la Premier League. Así se entienden mejor sus lágrimas en el túnel de vestuarios tras la derrota con México y sus desesperados esfuerzos por evitar el fracaso de su equipo.

Porque el Gobierno de su país podría eximirle de su obligación por méritos deportivos que realcen el nombre de Corea del Sur, pero en la cita mundialista había establecido que el mérito sería clasificarse para los ocatvos de final.

La selección coreana aún no está eliminada, pero con cero puntos tras dos partidos tiene muy difícil lograr el pase a la siguiente ronda. Más teniendo en cuenta que su rival en la tercera jornada de la primera fase será la vigente campeona, Alemania, que también necesita la victoria para seguir adelante en el torneo.

A Heung-Min Son le quedaría una opción para esquivar esta exigente «mili»: el oro en los Juegos Asiáticos, que tendrán lugar en Indonesia del 18 de agosto al 2 de septiembre. Incluso una gran actuación de su equipo le podría valer una reducción importante de la duración del servicio militar. Pero es ya su última bala.