Cristiano Ronaldo y Messi
Cristiano Ronaldo y Messi
Patrocinado porInfiniti
Mundial Rusia 2018

«Messi y Ronaldo son el mayor negocio de la historia del deporte»

El biógrafo de las dos grandes estrellas no comprende la «animadversión» de Argentina contra el azulgrana

Actualizado:

En la década de los ochenta, dos estrellas del baloncesto, una de raza negra y otro de raza blanca, en dos equipos de dos ciudades tan antagónicas como Los Ángeles y Boston, mantuvieron un cara a cara que marcó una raya en la historia de EE.UU., no solo a nivel deportivo, sino también desde el punto de vista político, social y cultural.

Aquella eterna rivalidad entre Magic Johnson y Larry Bird ha sido ya mejorada por la de Cristiano y Messi, los dos mejores futbolistas de siempre, como relata el escritor Jimmy Burns (Madrid, 1953) en su último libro «Cristiano y Leo, la carrera para convertirse en el mejor jugador de todos los tiempos» (Editorial Córner): «La rivalidad entre Ronaldo y Messi es el mayor negocio de la historia del deporte», explica a ABC.

«No lo volverá a haber»

Burns, autor de la biografía de Maradona y del Papa Francisco, entre otros muchos otros libros de éxito, y condecorado hace escasos días por la Reina Isabel gracias a su trabajo para fomentar las buenas relaciones entre España y el Reino Unido, nació en la capital de España en 1965, fruto de la relación entre una madrileña y un británico. Tras más de treinta años ejerciendo de escritor y periodista ha afrontado un reto insólito, una doble biografía sobre Cristiano y Messi: «Desde la admiración y el amor al fútbol que proceso, hablo desde un punto de vista humano y deportivo de los dos mayores genios del deporte rey. Una rivalidad que se está acercando a su final y que contaremos a nuestros nietos porque nunca hubo nada igual y, seguramente, no lo volverá a haber».

Jimmy Burns habla de fútbol, pero también ha indagado en temas delicados de la vida personal de ambas estrellas, como en el alcoholismo del padre de Cristiano o los problemas de crecimiento de Messi, o ya en su fase adulta, en los constantes rumores de homosexualidad del luso y el porqué de la introvertida personalidad de Leo, además de los problemas fiscales de ambos: «Lo hago con fuentes muy cercanas a ellos, y siempre desde el respeto, sin frivolizar».

Burns explica que Messi y Cristiano son dos jugadores muy diferentes en dos clubes totalmente distintos, tanto sobre el verde como fuera de él, donde la política y lo social se mezcla siempre cuando se habla de Barcelona y Real Madrid: «En duración y repercusión, su rivalidad no tiene precedentes. Son dos leyendas que ya han superado de sobra a anteriores leyendas de sus respectivos clubes. Y, además, hay una gran carga comercial en este cara a cara. El gris no vende, el blanco y el negro sí. Pero yo he querido escribir un libro objetivo, equilibrado y de gran respeto a ambos jugadores y a la historia de ambos clubes. Quien lea el libro debe olvidarse de prejuicios nacionalistas triviales que distorsionan la realidad. Este es un libro de amor al fútbol y de amor a la poesía y a la creatividad de este deporte que nos apasiona».

Fuerte exigencia

Como decía Valle Inclán, hay que tener la perspectiva de la otra ribera, y eso hace Jimmy Burns, mirar al Madrid y al Barça con ojos diferentes a los madridistas y los culés, y mirar a Ronaldo y Leo como lo que son, dos genios: «Es una cuestión futil comparar a Cristiano con Messi y a Messi con Cristiano. El mundo del fútbol se ha metido en un planeta casi irreal de dinero, presión mediática, exigencia a los jugadores y rendimientos de estos. Tenemos que ponernos de pie por lo que estos dos jugadores nos han dado en los últimos diez años, donde cada uno ha ganado cinco Balones de Oro, entre muchos otros logros individuales y colectivos. Después de ellos, habrá un gran vacío».

Por eso Burns no entiende el Mundial de Rusia como un torneo decisivo en la carrera de ambos. Sobre todo en la de Messi, y su constante comparación en Argentina con Maradona: «Cuando se jubilen no importará si Leo o Ronaldo han ganado un Mundial o no. No comprendo la animadversión de Argentina contra Messi. Es inexplicable. Me cuesta pensar a estas alturas que como Messi no ha ganado un Mundial, para los argentinos aún no está por encima de Maradona. Leo ha jugado a un elevadísimo nivel durante muchos más años, y su vida es mucho más modelo que la de Diego».

En cuanto a Cristiano, el Mundial le servirá para aclarar su futuro en el Madrid, un escenario ya conocido por todos los actores y al que Jimmy Burns no le augura un final feliz: «El gran poder de Ronaldo en el Madrid ha sido el deportivo, pero también el comercial. Mucho más que el de Beckham. Le pregunté a Florentino en su despacho de ACS por qué consideraba a Cristiano el mejor futbolista de la historia del Real Madrid y su respuesta fue: "mira los seguidores que tiene en las redes sociales". Ahora bien, también noté que Florentino ya estaba un poco cansado de sus presiones para renovar, y cuando Florentino se cansa de un jugador es que ya está pensando en otro. Según el Mundial que haga Cristiano, le veremos o no en el Madrid la próxima temporada. O eso creo».