Entrenamiento de Francia - EFE
GRUPO A

Francia se prepara para el futuro

En el país galo empieza a notarse la psicosis del 2002 cuando llegaba campeona y quedaba apeada a las primeras de cambio

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La selección francesa no consigue carburar en esta Copa del Mundo y en el país galo ya empieza a notarse la psicosis del 2002 cuando la selección llegaba campeona a la cita y quedaba apeada de la competición a las primeras de cambio, no fue el mundial de Francia y ni mucho menos el de Zidane, que se lesionó y sólo pudo jugar el partido de despedida, con un aparatoso vendaje en su muslo. 'L'Equipe' les dice a sus jugadores impostores. Emanuel Petit, medio campeón del mundo en el 98 asegura: "Ha sido demasiado bello", la sensación del país es que Francia acaba el ciclo y que la época dorada del fútbol galo se acabó en Alemania 2006.

La Federación de Fútbol francesa ya anunció que el francés Raymond Domènech no sigue tras el Mundial y que su sustituto es uno de los mejores nuevos entrenadores del fútbol mundial, Laurent Blanc. El ex entrenador del Girondins de Burdeos será el encargado de la nueva Francia y tendrá ante sí el reto de formar un equipo como el aquel en el que él fue pieza clave en defensa. Fueron míticos aquellos besos en la calva de Fabian Barthez antes de cada partido, a modo de ritual.

La primera medida será romper con la vieja guardia y dejar paso a los nuevos jugadores, una generación que atesora una gran calidad y que se está viendo tapada por los restos, casi vacíos de fútbol, de la Francia de Zidane. Algunos de estos jóvenes están teniendo un papel importante dentro de "Les Bleus" como Lloris o Mandanda, dos grandes porteros que se disputan el arco francés. Pero algunas de las líneas están desaprovechadas y hay jóvenes jugadores de calidad contrastada a los que Domènech no está dando minutos.

Defensa fuerte

La defensa es una de las líneas más fuertes que tiene el equipo galo, aunque carece de gandes centrales y está plagada de laterales que no juegan o si lo hacen no actúan en su posición. Evra, Abidal, Clichy, Revelliere y Sagna acompañan a Gallas, un antiguo lateral que con los años ha pasado al centro de la defensa. Sin embargo, sorprende que centrales como Rami, jugador del Lille, no estén en Sudáfrica pese a las grandes prestacines que ofrecen.

El seleccinador francés está siendo incapaz de sacar partido a los buenos jugadores del centro del campo, y ayer en la derrota ante México, incluso se dejó en el banquillo a su mejor jugador en esa línea, Yoann Gourcuff. Sorprende que Francia no haga jugar a uno de los mejores jugadores franceses de la actualidad y que Toulalan o Malouda no estén dando las prestaciones que ofrecen en sus clubes. Algo falla en este medio del campo, que cuenta con buenos jugadores defensivos, Diaby y Alou Diarra, pero que carece de talento, sólo Gourcuff es capaz de crear fútbol ante la ausencia de Samir Nasri.

Viejos rockeros en la delantera

La delantera está plagada de viejos rockeros pasados de vueltas y que no amortizan su participación, además la presencia de vacas sagradas como Henry, Cissé, Govou o Anelka (uno de los mejores del vestuario francés) corta la progresión de talentosos delanteros jóvenes. El seleccionador insiste en su vieja guardia, que ya fue pitada por la afición en el amistoso contra España. Este póker de veteranos cortan la progresión a otros jugadores como Gignac o Valbuena.

La misión imposible para Blanc, ya que si Francia consigue remontar el vuelo. como sugería 'L' équipe' antes de la derrota anae México y pasa a octavos el cambio de ciclo iniciado en este Mundial será complicado por el peso de algunos jugadores franceses en la opinión pública del país. Laurent Blanc será el nuevo seleccionador, pero su equipo ha comenzado a fraguarse en este Mundial.