Eurocopa 2016

Eurocopa2016

Eurocopa Francia 2016

La UEFA sancionará este lunes a Croacia y Turquía

Ambas federaciones, expedientadas por los incidentes de público en los partidos ante la República Checa y España

Los aficionados croatas durante el partido.
Los aficionados croatas durante el partido. - efe

La Comisión de Control, Ética y Disciplina de la UEFA se reunirá este lunes a París para sancionar a Croacia y Turquía a causa de los incidentes protagonizados por sus seguidores ultras en sus partidos ante la República Checa, en Saint-Étienne, y España, en Niza, respectivamente. El organismo rector del fútbol europeo confirmó este sábado la apertura de expedientes disciplinarios a ambas federaciones, que pueden presentar sus alegaciones antes del veredicto.

En el caso de los croatas, se les acusa de que sus hinchas arrojasen al terreno de juego bengalas y petardos, y que provocaran incidentes en las gradas, además de tener un comportamiento racista. A los turcos se les sancionará por el encendido de bengalas, lanzamiento de objetos e invasión del terreno de juego en el choque ante España.

Recientemente, la UEFA sancionó con una "descalificación en suspenso" a Rusia y 150.000 euros de multa, lo que significa que si sus aficionados vuelven a causar incidentes, su selección será descalificada inmediatamente de la Eurocopa. Cabe recordar que UEFA se encarga de manejar los disturbios que ocurran dentro de los estadios y en los complejos deportivos donde se entrenan las 24 selecciones presentes en Francia, pero que el resto de la seguridad está en manos de las autoridades del país organizador.

Nazis reincidentes

El 'palo' para Croacia, según fuentes del propio organismo presidido de forma interina por Ángel Villar, puede ser fuerte. Una multa elevada, que es lo que se espera su presidente, Davor Suker, no se la quita nadie. Al equipo 'ajedrezado' también podrían restarle algún punto, ya sea en la presente edición de la Eurocopa, lo que podría causarle perder su pase a octavos, o lo que sería más lógico, en la clasificación para la edición de 2020. No parece que se vaya a confirmar la predicción del barcelonista Ivan Rakitic, quien tras jugar ante los checos manifestó su temor a que "echen a Croacia de la Eurocopa por culpa de ultras que no piensan ni en su país ni en su selección".

Los seguidores rusos fueron más salvajes que los croatas, pero en contra de los balcánicos juega su negro historial. Sobre todo, el episodio de su partido frente a Noruega, en la fase de clasificación, con cánticos racistas y lluvia de proyectiles sobre el campo . Eso le costó a Croacia un punto de sanción y jugar dos partidos a puerta cerrada en su estadio. En uno de ellos, ante Italia, se produjo un acto de sabotaje y los nazis lograron que se cortase el césped en forma de esvástica.

A la espera del veredicto de la UEFA, las críticas a sus hinchas violentos se recrudecen en Croacia. Rakitic les llamó "estúpidos", el seleccionador Ante Cacic se refirió a "terroristas del deporte" y la prensa pone énfasis en el "vergonzoso ataque al equipo por parte de unos salvajes que llevaron a cabo sus amenazas".

Suker culpa al Gobierno

 También hay reproches a la organización y a las fuerzas de seguridad francesas por permitir el acceso a los estadios con ese tipo de material. En este sentido, la federación croata asegura que hizo todo lo posible para evitar los incidentes y que advirtió a la UEFA y a la policía francesa de las intenciones de los «hooligans» de interrumpir el partido».

 La institución que encabeza Suker también culpa también al Gobierno de su país al concluir que su «ineficacia y pasividad «han animado a los vándalos a continuar con sus acciones y a convertir a todos en sus rehenes».

Toda la actualidad en portada

comentarios