Eurocopa 2016

Eurocopa2016

Eurocopa Francia 2016

Todo empezó con Italia

La selección transalpina fue el paso previo a la gloria en las ediciones de 2008, en unos agónicos penaltis en cuartos, y de 2012, en la final de Kiev

Cesc (i) anota el penalti ante Buffon (d) en la Eurocopa de 2008. - REUTERS

Italia, rival ante el que la historia de la selección española cambió en 2008, será la que mida si 'La Roja' está en disposición de aspirar al reto de la tercera corona. El destino, y el mal partido ante Croacia, ha querido que sean de nuevo los italianos los que testen el potencial futbolístico y mental de los españoles. «Para ser campeón hay que ganar a los mejores, como en 2008 y 2012», afirmaba Sergio Ramos en la zona mixta tras caer ante el cuadro balcánico en Burdeos. El andaluz, que falló un penalti a la postre decisivo con 1-1, recordaba que en aquellos dos torneos también el grupo del que formaba parte España tuvo que deshacerse de la temible Italia para levantar el trofeo.

Primero en 2008, en aquella tanda de penaltis en la que Iker Casillas y Cesc Fàbregas se convirtieron en héroes nacionales al ser los artífices de que España, tras 24 años, superase la maldita barrera de los cuartos de final. Aquello fue un punto de inflexión en la mente del futbolista nacional, que por fin se sintió ganador. «Somos España y hay que confiar. Debemos preparar de la mejor manera el partido con Italia, convencidos de que el objetivo que tenemos es el de llegar lo más lejos posible y estamos en ello. Toca limpiar un poco la mente de esta derrota y seguir», insistía el martes Andrés Iniesta, nombrado en 2012 mejor jugador de una Eurocopa que arrancó con un empate (1-1) entre españoles e italianos en Gdansk y se cerró con una goleada (4-0) en el 'replay' de Kiev.

«Tácticamente perfectos»

Desde entonces, las cosas han variado mucho. España perdió su estrella en Brasil, en un Mundial donde los italianos también cayeron en fase de grupos. A diferencia de España, eso provocó un cambio de seleccionador: Cesare Prandelli fue sustituido por Antonio Conte. El futuro entrenador del Chelsea, donde coincidirá con Fàbregas, Azpilicueta y Pedro, ha convertido a su equipo en un bloque ordenado en torno a una defensa liderada por la versión juventina de la BBC (Barzagli, Bonucci y Chiellini) y el manejo inteligente de la pelota; a pesar de que ha tenido que inventarse por las ausencias en el centro del campo: Verrati, lesionado, y Pirlo, que optó por el retiro americano. Giaccherini, Candreva, De Rossi o Florenzi están rindiendo a un nivel muy alto en estos primeros partidos. «Es uno de los rivales más complicados que nos podía tocar, tácticamente son perfectos y habrá que hacer un partido perfecto para ganarles», recordaba Álvaro Morata, conocedor de muchos de sus rivales el próximo lunes.

Estar clasificados ya como primeros de grupo permitió a Conte hacer rotaciones para, pese a tener un día menos de descanso, llegar con sus titulares en las mejores condiciones físicas a los octavos de final. «Italia está siendo más Italia que nunca», explicaba Gerard Piqué en la previa ante Croacia, avisando del potencial de su rival en octavos cuando le preguntaron por los favoritos al título. «Tendremos que estudiar bien a Italia y estar preparados para el partido. Están jugando a lo que saben. Tendremos un camino más duro pero hay que confiar en nosotros. Las selecciones a las que nos vamos a enfrentar también deben pensar que tendrán equipos complicados delante».

Esa autoconfianza, ese espíritu ganador, no es sólo propiedad de los futbolistas de entonces que aún siguen, como Ramos, Casillas, Iniesta, Cesc o Silva, ya que los nuevos que llegan como Nolito también creen en el potencial de España ante los transalpinos. «Dependemos de nosotros mismos. Que sí. Que es con Italia, pero creo que ellos nos respetarán a nosotros, que somos España, la campeona. Hay que seguir, que nosotros seguimos siendo España», dice el extremo del Celta antes de reconocer: «Italia tiene, sinceramente, muy buen equipo y una buena defensa. Es uno de los favoritos pero nosotros vamos a intentar competir con ellos y que los errores que hemos tenido no se repitan».

Conte reinventa Italia

Futbolísticamente hablando, en el vestuario se coincide que es un rival complicado y muy bien trabajado tácticamente. «Italia, sobre todo últimamente, ha añadido bastante fútbol a ese aspecto defensivo que tienen de siempre. Le gusta tener el balón, una parte que otras veces no ha tenido, y por tanto será un rival difícil», recordaba Iniesta el martes tras perder el lado bueno del cuadro. Se volverán a ver las caras apenas tres meses después de hacerlo en un amistoso en Udine, en el que España transmitió malas sensaciones aunque logró un empate en su único remate a portería por medio de Aduriz. «Somos una selección ganadora, no nos gusta perder y a lo mejor necesitábamos un partido de estos para reforzarnos. La gente se va a divertir más, verá a la selección ante las selecciones más potentes. Nosotros somos uno de los mejores y habrá que ver cómo están los demás rivales. Nadie estará contento por tenernos por ese lado del cuadro», explicaba Juanfran.

Pese a ese recuerdo reciente, medirse a España tampoco es plato de buen gusto para los aficionados 'azurri'. «¡Mamma, la Spagna!», titulaba 'La Gazzetta dello Sport', que calificaba el duelo como «una revancha» de la final de la Eurocopa 2012, en la que se midieron dos veces tras el empate de la primera jornada. Y es que en el encuentro más reciente de competición oficial, además de la mencionada noche de Kiev (4-0), España la eliminó, también por penaltis, como en 2008, de las semifinales de la Copa Confederaciones de 2013. De hecho, puestos a ser optimistas, 'La Roja' sólo ha perdido uno de sus últimos diez partidos contra Italia en 21 años: un amistoso en Bari jugado antes de que arrancase la Liga 2011-12 , en pleno mes de agosto. De todos ellos, en la memoria colectiva está la final de 2012, cuando liderada por la mano de Xavi Hernández y, según confiesa Del Bosque, «sin ninguna duda», España completó «el mejor partido que hemos jugado en todos los aspectos». Veremos si se repite.

Toda la actualidad en portada

comentarios