Eurocopa 2016

Eurocopa2016

Eurocopa Francia 2016

Rakitic: «En Croacia nos relajamos y sacamos la cervecita con muy poco»

«En la selección juego como en el Sevilla, con más libertad que en el Barça», reconoce el mejor jugador sobre el campo ante los checos«Iniesta es pura magia y ya ha disfrutado bastante, podría descansar el martes», bromea

El jugador de la selección croata, Ivan Rakitic (c).
El jugador de la selección croata, Ivan Rakitic (c). - efe

Con su nuevo y brillante pendiente en la oreja derecha y el elegante traje azul que lucen los croatas, Ivan Rakitic se pasea hecho un pincel por las zonas mixtas de la Eurocopa. El centrocampista del Barça presume de un estilo más moderno e informal en el vestir, pero le sienta bien la indumentaria oficial. Suele detenerse ante los periodistas españoles, a los que atiende con su habitual sonrisa y amabilidad. Se expresa con gracia y desparpajo, casi tanto como el que muestra sobre el césped, y ese acento andaluz que se llevó de Sevilla a Barcelona. Sabe que “España siempre es favorita” y firmaría un empate para el choque de martes en Burdeos, decisivo para determinar el liderato en el grupo D.

Si se confirma la baja de Modric, que aún está por ver porque los croatas esconden sus armas y existe cierta contradicción entre lo que afirma el médico, más reacio a arriesgar, y el cuerpo técnico, Rakitic será la estrella ante España. Brilló ya en el choque del Parque de los Príncipes ante Turquía y fue elegido por la UEFA el jugador del partido ante los centroeuropeos, con un precioso gol al picar el balón sobre su salida a Petr Cech.

“Nos beneficiamos del gran nivel del Real Madrid y el Barcelona”, reconoce el seleccionador Ante Cacic, pionero en sacarse la licencia de técnico ‘UEFA Pro’ entre los entrenadores croatas. “Si ante Turquía Modric hizo el mejor partido que le he visto con Croacia, frente a los checos lo mismo se puede decir de Rakitic. Tuvo movilidad, se ofreció, pasó, filtró buenos pases, se entendió bien con los medios y los delanteros y encima marcó un gran gol”, destacó el conductor del combinado ajedrezado.

“El míster nos conoce bien y yo hago lo que él me pida y lo que más necesite el equipo en cada momento. Él y mis compañeros saben que no hay ningún problema y que yo trato de adaptarme”, afirma Rakitic, quien con Croacia juega más adelantado, por detrás del ariete Mario Mandzukic. Disfruta de más libertad en ataque, llega más al área rival y no tiene tanta exigencia defensiva como en su club, donde actúa más vigilante, pendiente de las ayudas para tapar los huecos que abren las internadas de Dani Alves por el lateral derecho. Es un Rakitic más parecido al que despuntó en el Sevilla con Unai Emery.

“Mi posición actual con Croacia no tiene nada que ver con la del Barcelona, pero también es normal si se tienen en cuenta las características del equipo y de la selección. Conozco muy bien esta demarcación en la que encajo bien y me siento muy a gusto porque he jugado mucho tiempo allí con el Sevilla”, razona. ¿Más feliz? “Lo fundamental es ayudar a mi selección, donde ahora me siento con más peso y un nivel más alto”.

Doble cara

Tras la justa victoria ante Turquía, labrada con un buen trabajo colectivo, un ejercicio de paciencia en ataque y la volea de Modric, Croacia exhibió su tradicional doble cara ante los checos. Una exhibición hasta el 2-0, pero desde que el madridista salió del campo, una relajación injustificable hasta el empate final.

“Nuestra mentalidad es muy complicada porque nos relajamos con un poco. En nuestra tierra nos hace falta muy poco para sacar la cervecita y celebrarlo, pero en fútbol no hay razón para la euforia”, advirtió ya Rakitic tras el éxito parcial ante los turcos. “Está bien tomarse una cervecita tras un triunfo, pero tener claro que no hemos hecho nada y que hay que ir paso a paso”, remarcó este jugador, de 28 años, mejor de interior o de enganche que de mediocentro.

De ascendencia Bosnia y nacido Möhlin (Suiza), Rakitic llegó a jugar con la sub-21 helvética. Se declara ferviente admirador de Andrés Iniesta, «pura magia en el campo». «Ya ha disfrutado bastante en los dos partidos anteriores y podría descansar frente a Croacia», bromeó el croata este domingo desde la concentración en Deauville, al norte de Francia.

Toda la actualidad en portada

comentarios