Eurocopa 2016

Eurocopa2016

Eurocopa Francia 2016 - Sedes

Marsella

El grandioso Velodrome se inauguró en 1937 y ha sobrevivido a numerosas remodelaciones

El Velodrome.
El Velodrome.
- Actualizado: Guardado en: sedes

Hablar de Marsella es hablar de fútbol y de una amplia memoria histórica. La ciudad más antigua de Francia está bañada por la costa mediterránea desde hace más de 2.500 años, cuando los marineros griegos llegaron hasta esta zona portuaria y fundaron lo que hoy es una de las regiones turísticas más populares del país. Los museos y las iglesias se muestran como dos de los elementos de mayor importancia, perfectamente representadas por la Notre Dame de la Garde, un maravilloso lugar que se levanta por encima de la ciudad con el símbolo de una estatua de oro de la Virgen con el niño conocida como ‘La Buena Madre’.

En esta iglesia, que anteriormente fue un campamento militar y que ya se ha consolidado como uno de los símbolos de mayor importancia en Marsella, se puede disfrutar de unas vistas panorámicas de una ciudad cada vez más cosmopolita. Una puerta de entrada a los campos de lavanda y a las montañas de Provenza que en 2013 se eligió como la Capital Europea de la Cultura. Símbolos de belleza, como la isla de If, bien merecen una visita. Allí, donde el rey Francisco I fabricó un fuerte que pronto se convirtió en una prisión, se alojaron la famosa máscara de hierro y el Conde de Montecristo.

Pero la verdadera pasión de los cerca de 900.000 habitantes marselleses es el fútbol. Un deporte rey que en Francia siempre ha abanderado el Olympique de Marsella, el club nacional más laureado que, sin embargo, hace mucho tiempo que no vive días de vino y rosas. La situación del equipo, por el momento, no le impide continuar siendo uno de los grandes atractivos turísticos de la zona, como lo es el grandioso Velodrome que se inauguró en 1937 y ha sobrevivido a numerosas remodelaciones. La última, completada hace dos años, consistió en dotarlo de un bonito techo.

Moderno y con capacidad para 67.000 espectadores en sus gradas, este estadio que en su origen poseía una pista de atletismo y también es el hogar del RC Toulonnais de rugby ya ha sido sede de dos Copas del Mundo y dos de Europa. En su quinta participación en una competición de esta altura acogerá cuatros partidos en la fase de grupos, uno en el que Francia jugará frente a Albania, además de unos cuartos de final y unas semifinales.

Toda la actualidad en portada

comentarios