Rafa Benítez - EFE

Benítez lo tiene todo

Sólo tres técnicos, el madrileño, Trapattoni y Van Gaal, poseen todos los trofeos internacionales vigentes por clubes

RAÚL COSÍN
Actualizado:

Rafa Benítez ha entrado en la privilegiada lista de entrenadores que cuentan, en su palmarés personal, con los cuatro títulos internacionales a nivel de clubes existentes en la actualidad y que organiza la UEFA. Sólo tres técnicos han conseguido un póquer de trofeos. Estos tres tenores de los banquillos han inscrito sus nombres entre los mejores con tinta color éxito. El preparador madrileño, que el sábado sumó a su nutrido currículum el Mundialito de Clubes —la Copa Intercontinental en su antigua nomenclatura, que la UEFA coorganiza—, se une al holandés Louis Van Gaal y al italiano Giovanni Trapattoni. Todos ellos tienen en su haber la Copa de Europa, la Supercopa europea, la Copa de la UEFA y el Mundialito de Clubes.

En el caso de Trapattoni se puede hablar de repóquer, pues a los títulos mencionados se añadiría la Recopa de Europa, extinta desde 1999 y sin posibilidad de conquistarla en el caso de Benítez y Van Gaal —entonces el madrileño, en sus primeros años en Primera, dirigía al Extremadura; por contra el entrenador holandés sí tenía posibilidades pues entrenaba al Barcelona—. También poseen cuatro trofeos, pero entre ellos la Recopa, Alex Ferguson (Copa de Europa, Supercopa e Intercontinental) y Nevio Scala (Supercopa, UEFA e Intercontinental).

Todo en la cartera

Con este palmarés y en cuanto a la consecución de títulos internacionales por clubes, Benítez no sólo está entre los mejores del mundo, sino que además es el primero de los preparadores españoles. Y esto lo ha conseguido a los 50 años y en sólo nueve temporadas desde que en verano de 2001 firmó con el Valencia, con el que ganó la Copa de la UEFA 2003-2004; para luego llegar al Liverpool y conseguir la «Champions» 2004-2005 y la Supercopa 2005; y en la presente temporada sumar el Mundialito de Clubes con el Inter del Milán, por el que fichó el pasado verano.

Por detrás del madrileño, en el top cinco de preparadores nacionales con trofeos internacionales en su haber seguirían Vicente del Bosque y Pep Guardiola con tres. Tanto el salmantino con el Real Madrid, como el técnico del Barcelona, a sus 39 años, tienen la «Champions», la Supercopa y el Mundialito de Clubes. Lógicamente no se olvida la Copa del Mundo 2010 lograda por Del Bosque, pero este trofeo fue a nivel de selección nacional. También firmó un gran logro para España José Villalonga con la Eurocopa de 1964, pero como entrenador del Real Madrid y del Atlético ganó la Copa de Europa y las extintas Recopa y Copa Latina —primera competición internacional europea que enfrentaba a los campeones de Francia, Italia, Portugal y España—. Por delante de Villalonga se colocaría Juande Ramos con la Copa de la UEFA y la Supercopa.

Otros nombres de técnicos con trofeos internacionales vigentes serían los de Carlo Ancelotti con tres («Champions», Supercopa e Intercontinental); con dos Bob Pasley, Johan Cruyff, Raymond Goethels, Nereo Rocco, Arrigo Sacchi o Udo Lattek —estos además tendrían el tercer título con la Recopa—; también con dos José Mourinho (Champions y UEFA).

El muestrario de títulos engorda en el caso de todos si se suman los trofeos domésticos en los diferentes campeonatos en los que han dirigido.

Las cosas claras

La victoria en el Mundialito de Clubes refuerza a Benítez al frente del Inter. El preparador, no obstante, tiene en la cabeza las críticas recibidas en las últimas semanas respecto a la situación del Inter en la clasificación de la liga italiana. Pero también recuerda las promesas del club «neroazzurri» cuando firmó en verano y se le prometieron cuatro incorporaciones para mejorar si cabe la plantilla y rebajar la media de edad. Con esto, el técnico comentó tras el partido ante el Mazembe los tres caminos que cree oportunos para virar la situación del Inter en el Calcio: «O el club hace un proyecto y compra cuatro jugadores ya este enero, o seguimos así con el entrenador como único culpable o, incluso, el presidente habla con mi representante y encontramos una solución. El culpable no puede ser sólo el entrenador», dijo Benítez, a quien el presidente interista, Massimo Moratti, respondió ayer diciendo que las declaraciones fueron «inoportunas».

Durante su carrera, el madrileño ha sabido sobreponerse a las situaciones contrarias o promesas incumplidas. En el Valencia no se le reforzó la plantilla tras la primera Liga y cuando llegaron fichajes no empastaban. En el Liverpool, los propietarios norteamericanos dejaban un presupuesto irrisorio para firmar y contrarrestar al United o al Chelsea.