España: Cosas que hacer antes de que nos pille el toro
Sergio Ramos salta más que Bent en el partido ante Inglaterra - AFP
SELECCIÓN ESPAÑOLA

España: Cosas que hacer antes de que nos pille el toro

La selección pierde ante los equipos grandes, y Del Bosque necesita hacer ciertos retoques en su esquema

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Es cierto que cuando llega la hora de la verdad, los partidos oficiales, España muestra una hoja inmaculada: ocho choques, ocho victorias. Pero también es cierto que hay cierto tono de alarma que viene de los partidos amistosos, choques en los que el equipo de Del Bosque ha combinado luces y sombras. El problema es que ha perdido ante los cuatro grandes a los que se ha enfrentado: Argentina, Portugal, Italia e Inglaterra. En el resto, ha habido de todo: empate con México, triunfos con Estados Unidos y Venezuela, y victorias ajustadas sin excesivo brillo ante Colombia y Chile.

A simple vista, parece que los tropiezos no son graves pues el modelo vale y da la sensación de que en la mayoría de los casos ha sido más un problema de actitud por ser amistosos que de fútbol en sí. No obstante, sí que hay algunos asuntos en los que convendría detenerse porque son problemas que vienen acosando al juego español reiteradamente.

Casi todos los encuentros va a pasar lo mismo: defensa muy cerrada y a ver si cazan al contragolpe. Lo malo es que Capello, especialista en esta clase de choques, perfeccionó el sistema para que en el futuro nos creen aún más problemas: cerrar a los laterales al centro para tapar las paredes y vías de penetración de los pequeños. lo que obliga a abrir el fútbol y meter extremos, algo a lo que Del Bosque es reacio pues le obligaría a prescindir de algunos de los enanos, que es lo que le da toque a España.

También se ha visto que, según qué partidos, se requiera la presencia de un 9 nato, sobre todo en encuentros tan cerrados como los que nos plantean casi todos. Pero no hay un 9 fijo. Partido tras partido, Torres hace oposiciones a quedarse fuera de la Eurocopa porque ni está ni se le espera. Negredo anda medio lesionado y a Soldado no le convocan. Queda Llorente, pero no se le dan muchas oportunidades y Villa pierde cuando se va al centro. La solución del 9 que entra y sale (Silva) funciona solo con centrales como castillos y si no están muy apoyados por los centrocampistas o los laterales, algo que no suele ocurrir. Así que la elección del 9 es una asignatura pendiente.

Otro retoque que hacer: dado que todos los equipos se van a cerrar, España necesita laterales ofensivos pero también rápidos para poder volver. Jordi Alba está dando el perfil necesario, pero el equipo necesita, o que Arbeloa se involucre más en esa faceta, algo difícil de conseguir en un jugador de corte tan defensivo, o que Sergio Ramos vuelva al lateral, a pesar de que juega mejor de central. Además, ahí hay un problema de futuro: Puyol se acabará más pronto que tarde y la mejor solución para suplirle es el sevillano. Lo malo es que no se ve un lateral derecho ofensivo de garantías para atacar por ese lado.

Los jugadores, tranquilos

Los seleccionados muestran tranquilidad cuando se les plantea la disyuntiva ante las dificultades que les plantean los grandes. Así, Iniesta señalaba que «siempre es difícil cuando un equipo se mete tan atrás. Unas veces te atascas, pero hay otras en las que hemos hecho muchos goles. Todo nos sirve para aprender. Sabemos que es lo que nos vamos a encontrar en la Eurocopa. Debemos seguir evolucionando porque hay barreras que son complicadas de superar». Parecido opinaba Busquets: «Cuando estamos en competición demostramos que somos un equipo ganador. No es bueno comparar todos los amistosos que hemos jugado ante grandes selecciones. Se parecen poco y el de Inglaterra ha sido el que mejor hemos jugado. Cuando llegue la hora de la verdad ya se verá quien es el mejor».

Mientras, España llegó a Costa Rica en medio de una gran expectación. Mañana disputará un amistoso en el que se esperan cambios respecto al partido de Inglaterra.