La crisis atasca la guillotina
Montanier, Aguirre, Preciado y Manzano
liga bbva

La crisis atasca la guillotina

Las deudas reprimen a los clubes a la hora de echar a sus técnicos. Solo dos han caído, dimitiendo, en 13 jornadas

JOSÉ MANUEL CUÉLLAR
MADRID Actualizado:

Hay un buen número de clubes en ley concursal, y otros que, si bien aún no lo están, les queda el pelo de un calvo para estarlo. Quizás, o sin quizás, sea eso lo que mantiene la cabeza sobre los hombros de un buen número de entrenadores. A estas alturas de la pasada temporada ya habían caído cuatro técnicos (Antonio Álvarez en el Sevilla, Jesualdo Ferreira en el Málaga, José Aurelio Gay en el Zaragoza, y Juanma Lillo en el Almería). Esta vez solo han sido dos, y en circunstancias extrañas. La de Laudrup en el Mallorca, la primera de ellas, fue un tanto sorprendente. Bronca entre Serra Ferrer y el segundo de Michael, un par de malos resultados y si te he visto no me acuerdo, que Laudrup es muy señor y poco amigo de aguantar tonterías en sitios donde no le quieren ver.

El segundo ha sido Héctor Cuper, del que dicen que ha dimitido en el Racing. Asunto extraño en un país en el que nadie dimite aunque te pillen con las manos en la masa trincando a espuertas los dineros de los ciudadanos. Ambos salieron con donaire de sus clubes, y sin gastar un euro.

Ahora, algunos clubes esperan que sus técnicos sigan el mismo camino, ya que ellos no tienen dinero para tomar dichas medidas. Tal y como están las cosas, hay tres o cuatro técnicos que tienen la mira telescópica puesta sobre su cabeza. Uno de ellos es Philippe Montanier. La afición de la Real Sociedad nunca entendió muy bien su fichaje. Ni a qué venía ni qué tenía que ver con el equipo. Ahora, 13 jornadas después, siguen sin saber muy bien a qué juega la Real. Hay algunos lances, generalmente protagonizados por Iñigo Martínez, que le salvan el cuello, pero el equipo se encuentra al borde del abismo, empatado a puntos con el Sporting por uno de los puestos del descenso y con la guillotina colgada continuamente sobre el cogote. Víctor Fernández, que está en las apuestas de todos los equipos con problemas, es el que más suena para sustituir al francés. El técnico español también está en la agenda del Zaragoza pues Aguirre no logra sacar al equipo del pozo. Es el equipo más goleado de la Liga (27) y solo ha ganado dos partidos, empatado cuatro y perdido siete, y eso que tiene al segundo mejor portero de la Liga (Roberto). Preciado también está cuestionado, pero en su caso es más un hábito que una novedad. Siempre está en peligro, pero como siempre se salva, todos confían en él.

Otro amenazado es Goyo Manzano, al que le está pasando lo mismo que al que sustituyó en el Sevilla: Antonio Álvarez. Del Nido no le quería fichar, al final le fichó y estaba deseando echarle para fichar a Manzano. Ahora a Goyo le pasa lo mismo que a Álvarez. Al menor tropiezo harán caer la guillotina sobre su cuello.