Vicente del Bosque, exseleccionador nacional
Vicente del Bosque, exseleccionador nacional - Ignacio Gil
Fútbol

Vicente del Bosque: «Tiene que parecer que los jugadores mandan, pero eres tú el que decides»

El exseleccionador se sienta con ABC para hacer un repaso de la evolución del fútbol en los últimos años y su impacto en la sociedad

MadridActualizado:

Vicente del Bosque es hijo de un fútbol de otro tiempo: añade sosiego en medio del ruido; defiende la reflexión entre declaraciones altisonantes. Tres años después de retirarse de los banquillos mantiene intacta esta personalidad, la que le ha llevado a ser uno de los personajes más respetados del fútbol español. Una de sus grandes pasiones, al margen del balón, es la formación, fruto de la cual nació el Campus al que da nombre, cuya novena edición se presentó ayer en el «Work Café Santander». «Soy un ex en casi todo, pero en el caso del Campus estoy muy ilusionado». Después de toda una vida en el césped, Del Bosque conoce bien las bondades del fútbol: «Jugar es tan importante como las letras o los números; el deporte es esencial». La presentación de su Campus congregó a una decena de periodistas. Entre interrupciones varias, consecuencia de la lógica de estar ante un campeón del mundo, ABC pudo sentarse y charlar con él. Sin rehusar ninguna pregunta y escapando de los tópicos, Del Bosque comparte su visión del fútbol, su evolución en los últimos tiempos y su reflejo en la sociedad.

-¿Cómo es su día a día?

-Siempre tengo compromisos y me gusta atender a todos, así que tengo muchas cosas que hacer.

-¿Ve mucho fútbol?

-El mismo que antes, mucho. Tengo la misma rutina, pero ya no pienso en la próxima convocatoria o el próximo partido. No tengo ninguna responsabilidad.

-¿Le dan achaques de entrenador?

-Nada, nada. Hicimos lo que teníamos que hacer y ahora no toca pensar en eso.

-Ahora que ya se ha retirado. ¿Cuál cree que era su mejor virtud como entrenador?

-Siempre me he sentido cómodo donde he estado. Estuve muchos años en la cantera del Real Madrid pensando que iba a ser un entrenador formativo y luego me adapté al fútbol profesional, donde estuve otros quince años. No era ningún sacrificio y he tenido tiempo de todo, de ganar y de perder.

-¿Cómo es el partido perfecto?

-Aquel en el que no te meten ningún gol y tú metes cuatro. Si hablamos de un caso concreto, pienso en la final de la Eurocopa de 2012 ante Italia. Aquel 4-0 fue el partido soñado.

-¿Es difícil gestionar el ego en un vestuario?

-Los futbolistas deben tener participación, hay que escucharles. Muchas veces que parezca incluso que son ellos los que mandan, pero que al final seas tú quien decide. Es complicado, pero es lo mejor.

«El Real Madrid se ha descuidado este año. Evidentemente no es bueno para un club tener tres entrenadores»

-¿Qué es lo que más le ha llamado la atención esta temporada?

-Ha sido una Liga un poco irregular, un poco extraña porque el Real Madrid se quedó descolgado pronto, pero así es el deporte. Se ha vivido con mucha pasión. A mí las Ligas me encantan, me apasionan hasta los partidos malos.

-¿Qué le ha parecido la temporada del Real Madrid?

-Se ha descuidado el equipo. Evidentemente no es bueno para un club tener tres entrenadores. Los jugadores suelen abrazar al nuevo y tratan de ayudarle. Para analizar y entender este tipo de situaciones tan complicadas hay que estar dentro.

-¿Qué necesita el Real Madrid para volver a ser campeón? ¿Necesita una revolución?

-Tiene una gran plantilla y como otros años se regenerará más o menos. Habrá una renovación para volver a buscar los éxitos. Se tocarán los puestos que se consideran más débiles y se tratará de revitalizar la plantilla.

«Los niños, igual que imitan regates o gestos, imitan comportamientos, y lo hacen de manera muy natural»

-¿Ha vivido alguna situación similar?

-Claro. Ser entrenador siempre es una preocupación, ni cuando ganas estás tranquilo. El Real Madrid tiene un gran poder económico y de seguimiento mundial, por lo que se requiere mejorar continuamente.

-¿Le sorprendió la vuelta de Zidane?

-Seguramente fuera la mejor solución que encontraron.

-Elija una: ¿La Liga o la Champions?

-La Liga es el día a día y la Champions es fantástica. Los clubes grandes tienen la obligación de luchar por todo.

-¿Le ha convencido el VAR?

-El VAR es mejorable, pero ha aportado algo necesario y es una buena herramienta para que haya más justicia. Yo soy partidario y seguro que irá a mejor.

«El fútbol español está en un buen momento y hay buenos jugadores. ¿Por qué no vamos ganar otro Mundial con una generación distinta?»

-¿Cómo ve la situación actual de los entrenadores españoles?

-Tengo un aprecio personal por el entrenador español. Me alegro mucho de sus éxitos tanto en España como en el extranjero. Que Guardiola haya ganado por segundo año consecutivo la Premier o que el otro día hubiera una final en Inglaterra con dos españoles dice mucho de nosotros, de nuestro conocimiento y de nuestra capacidad. Otros como Rafa Benítez tienen una carrera larguísima. Machín, por ejemplo, no ha terminado de hacer una buena temporada pero me consta que es uno de los mejores.

-¿Se esperaba la derrota del Barcelona ante el Liverpool?

-No, pero tengo que decir que las noches europeas son muy difíciles. Muchas veces las buenas inyecciones de inicio, tanto de los futbolistas como del entrenador, son bien recibidas, pero luego hay algo que falla sobre el campo. No vas pudiendo, va pasando el tiempo y cuando quieres reaccionar ya es tarde. Todos hemos sufrido noches como esas.-¿Se acuerda mucho del Mundial de Sudáfrica?-No. Lo recuerdo, porque es un hecho histórico para el fútbol español, pero forma parte del pasado y lo que hay que intentar ahora es ganar otro.

-¿Cuánto puede tardar en volver a salir una generación como aquella?

-Antes hubo generaciones a las que les faltó un poco de fortuna. Creo que las que vienen están bien orientadas. El fútbol español está en un buen momento y hay muy buenos jugadores. ¿Por qué no vamos a optar a otro Mundial con una generación totalmente distinta a la que lo consiguió en Sudáfrica?

-¿Ha podido hablar con Casillas después del infarto que sufrió?

-No he hablado con él pero sí le mandé un mensaje. Necesita tranquilidad y reponerse.

«El fútbol femenino es la expresión del cambio que se ha producido en este país en la igualdad entre mujeres y hombres»

-¿Le molestan los pitos al himno en la final de Copa?

-Me preocupa que el partido sea bueno y no haya incidentes. Que se desarrolle de la mejor manera posible y que demos al mundo una lección. La final de la Copa es uno de los partidos que más gusta jugar a un futbolista.

-¿Cree que está bien mezclar fútbol y política?

-No, pero sabemos que está en la sociedad y tampoco podemos mirar para otro lado ante determinadas situaciones. Cada uno tiene su opinión y afortunadamente las podemos expresar.

-¿La puerta para entrar en política está cerrada para Vicente del Bosque?

-Me gusta la política y la sigo, pero no no quiero participar en ella.