Emery remueve el fondo de armario
Unai Emery - EFE
VALENCIA

Emery remueve el fondo de armario

El técnico del Valencia comunica a Domínguez, Moyá y Navarro que no cuenta con ellos. Stankevicius tendrá que esperar

RAÚL COSÍN
VALENCIA Actualizado:

El final de una temporada no es más que el principio de la siguiente. Es el momento en el que se inicia el diseño de lo que tiene que venir. En el Valencia ya saben con que parte del fondo de armario se quieren quedar bien por la calidad, bien por convencimiento de lo que se queda seguirá resolviendo situaciones el próximo curso, bien porque algunos «clásicos» no pierden vigencia... También saben en Mestalla qué prendas del fondo de armario hay que retirar porque están pasadas, porque no han convencido, porque no conjuntan con lo que se queda... Luego siempre hay alguna pieza que no es un problema tanto si se aguantan una campaña más, como si se les da salida. Y para aquello de lo que se quieren desprender, teniendo en cuenta los tiempos que corren —nada es para tirar—, habrá distintas fórmulas para despojarse, sacando mayor o menor beneficio.

Se pueden intentar vender, prestar incluso por si llegase el momento de querer recuperar algo que no servirá para la próxima campaña pero si en el futuro, y, en alguna situación, puede ser complicado rentabilizar el coste que tuvo una pieza con lo que se podría sacar hoy en el mercado.

Unai Emery y el coordinador de la secretaría técnica, Braulio Vázquez, intercambiaron largo y tendido esta semana opiniones sobre lo que es adecuado o no para 2011-2012, así como aquello que habrá que adquirir. El técnico vasco comenzó ayer a retirar piezas. Al menos, a dejar claro a quién no espera ver cuando comience la pretemporada. Por el despacho del entrenador desfilaron varios futbolistas con la etiqueta de transferible o cedible. Emery no cuenta con Moyá para el próximo ejercicio. Al portero mallorquín se le dijo que se busque equipo —nuevo armario—, pero que lo preferible sería a préstamo. La opción del Mallorca es la más viable.

Al brasileño Renan, que todavía no ha vuelto de su cesión, se le abrirán las puestas para un traspaso. Los que conjuntan perfectamente con la idea del Valencia son Guaita, Alves y César (el objetivo es renovarle).

Miguel, un caso complejo

No habló Emery con Miguel. La conversación respecto a su salida queda entre su agente, el propio futbolista el presidente Manuel Llorente. En este caso se podría plantear la rescisión de contrato. A David Navarro se le comunicó en Paterna que no cuenta. Está en venta. En el armario podrían aguantar Dealbert o Ricardo Costa. Se quiere vender a Maduro. Mientras que el caso de Stankevicius es más complicado. Llegó a préstamo, pero el Valencia aspira a que el Sampdoria rebaje los 1,5 millones de opción de compra.

Para mejorar el fondo de armario, en el club blanquinegro se pretende firmar un lateral derecho y un central rápido, que se unirían al fichaje oficializado en enero de Adil Rami.

Luego están los casos de Manuel Fernandes, Banega y Chori Domínguez. El luso costó demasiado para lo que ha lucido. En venta. Domínguez no conjunta para nada con el Valencia y se debe buscar equipo como sea. Mientras que Banega no cuadra en los planes, pero su venta tiene que ser por una oferta interesante (unos ocho millones). Para su espacio en el armario gustan Gabi, Parejo, Granero y Cabaye (jugador del Lille).

Las piezas que sí cuentan son los Soldado, Jonas, Mata, Topal, Pablo, Mathieu, Alba, Albelda, al que se le espera renovar en breve, Aduriz Joaquín. Sin embargo, ya se sabe el mercado siempre está abierto y todo puede pasar.