Usain Bolt
Usain Bolt - AFP
Fútbol

La última locura de Usain Bolt

El mejor velocista de la historia anuncia su paso al fútbol a partir del próximo año

Actualizado:

Con 31 años y dos meses, se ve mayor para seguir siendo atleta pero no para intentarlo como futbolista profesional. Por el deporte rey se encamina la última locura del mejor velocista de siempre: «Me encantaría jugar al fútbol ahora que me he retirado de las pistas. Lo he estado comentando en los últimos meses y muchos clubes ya han mostrado interés en contar conmigo. Desafortunadamente, en agosto me lesioné de gravedad los isquiotibiales y no he podido entrenar desde entonces. Ojalá pueda jugar algunos partidos en 2018», explica Usain Bolt, cuya otra gran pasión siempre ha sido el fútbol, como ha confesado en varias ocasiones mientras ha sido atleta de élite.

De hecho, en los inviernos en Jamaica, Usain solía jugar con asiduidad, y aunque reconoce que a su entrenador no le hacía demasiada gracia, nunca se lesionó y mostró dotes prometedoras: «Es un sueño pero también un objetivo real, y no me importa lo que la gente pueda decir al respecto»

Ganador de once oros mundiales y ocho olímpicos, el jamaicano estuvo este pasado domingo en el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1, donde reveló cuáles serán sus próximo pasos, ahora que ya no tiene obligaciones sobre el tartán: «Será otro capítulo de mi vida que realmente quiero hacer, y debo intentar saber hasta dónde puedo llegar, pero claro que no voy a mentirme a mí mismo. Si siento que no puedo hacerlo, me diré "olvídalo" pero sin avergonzarme».

Destino Dortmund

Usain Bolt, imagen y emblema de la marca deportiva Puma, podría probar suerte a partir de enero en el Borussia, con quien comparte patrocinador. De hecho, en el club germano llevan tiempo abriéndole sus puertas y ya confirmó antes de los Mundiales de Londres del pasado agoto, en los que Bolt puso fin a su carrera, que tenía un acuerdo con el atleta para que se incorporara a los entrenamientos del primer equipo: «La invitación del Borussia siempre está abierta, por lo que se trata de recuperarme de mi lesión y ponerme en forma. Luego puedo explorarla, hacer las pruebas y ver a qué nivel estoy. Realmente quiero ver si puedo ser uno de los buenos e intentaré hacerlo lo mejor posible».

Seguramente su espejo sea Cristiano Ronaldo, al que Usain le ha mostrado públicamente su admiración en varias ocasiones, y al que considera el justo ganador del trofeo «The Best» que se entregó ayer en Londres: «Se lo merece. Su capacidad para mantenerse en lo más alto año tras año es realmente asombrosa».