Torres, icono en el país del rugby

EFE | BLOEMFONTEIN
Actualizado:

El gol de la final de la Eurocopa cambió la vida de Fernando Torres tanto como su traspaso al Liverpool. Un salto en su carrera que, por la repercusión mundial de la 'Premier', convierte al 'Niño' en el icono español en Sudáfrica, el país del rugby, que se ha enamorado del juego de la 'roja'.

A punto de cumplir una semana en Sudáfrica y tras ver de cerca la pobreza de una ciudad como Rustenburgo antes de instalarse en una ciudad con rasgos más occidentales como Bluemfontein, los internacionales españoles han comprobado que por encima de todos está la imagen de Fernando Torres.

Antes de su inicio arrollador en la Copa Confederaciones, marcando tres goles en diecisiete minutos, Torres ya sentía el cariño del pueblo sudafricano a cada paso que daba. Es el nombre impreso en la espalda de las pocas camisetas de la 'roja' que se vieron entre la afición local. La imagen de España junto a Cesc Fábregas en cualquier periódico o la revista FIFA del campeonato.

Es el poder de la 'Premier'. La fuerza de una Liga organizada, con horarios televisivos establecidos desde el primer partido de cada competición y una proyección mundial que la hace estar a años de luz del resto. Llega hasta Sudáfrica. Hasta el país del rugby que le cuesta engancharse a un deporte que consideran de pobres.

"Es emocionante ver a esos niños con la camiseta con mi nombre. No me canso de darles las gracias. Es lo que tiene jugar en un club como el Liverpool con tantos seguidores por el mundo", reconoce Torres.

Convertido en referencia en Anfield. Líder espiritual junto a Steven Gerrard, Torres conoce la fuerza de una Liga en la que ha crecido como futbolista. "La Premier llega a todos los rincones del mundo y el Liverpool es un club con aficionados en cada rincón. Donde menos te lo esperas aparece uno con tu camiseta", destacó.

España asimila el éxito del debut ante Nueva Zelanda (5-0), entremezclando el elogio con la pausa. El nivel del rival no era acorde a una gran competición, pero el hecho de estar a dos partidos de convertirse en la selección con mejor racha de encuentros sin conocer la derrota, justifica cualquier elogio por grande que sea.

"Ganar la Eurocopa ha cambiado la dinámica de la selección. Marcamos una línea positiva que se refleja en el juego y en los resultados. Hay jugadores para ganar todo, pero la receta que nos ha dado resultado es la tranquilidad y la humildad", reflexiona Xabi Alonso.

España viajó de Rustenburgo a Bloemfontein, cambió su residencia, para comenzar a pensar con el máximo respeto en otro rival de perfil bajo: Irak. Vicente Del Bosque reflexiona sobre los cambios a introducir en el equipo titular. Hay margen de prueba. Su objetivo es reservar fuerzas de jugadores claves para la hora de la verdad.

De momento, el aficionado de Sudáfrica ya ha elegido una selección a la que apoyar. Enamorado del juego de toque de España seguirá su caminar por la Confederaciones.

"Las muestras de cariño de su pueblo son continuas por donde vamos. Ojalá podamos ser el segundo equipo de los sudafricanos. El fútbol vistoso que hacemos engancha a la gente. Esperemos que llegue hasta el Mundial y que el año que viene contemos con su apoyo", sentencia Torres, el icono de la 'roja' en el país del rugby.