AP  Unai Emery no tiene el apoyo general de la afición del Valencia
AP Unai Emery no tiene el apoyo general de la afición del Valencia

Tintes de un nuevo Valencia

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

POR RAÚL COSÍN

VALENCIA. Es una máxima del fútbol. Si la pelota entra todo va mejor. Todo se ve con otro prisma, aunque la estructura de un club siga dañada. Es el caso del Valencia. En lo deportivo, el presente ejercicio se resolverá, salvo fracaso en las últimas jornadas, con el tercer puesto de la Liga. Un billete directo para la «Champions» que buena falta le hace a la economía blanquinegra. Ahí es donde la estructura sigue estando dañada.

El mercado inmobiliario no se ha movido y la entidad no ha podido hacer caja ni con su antiguo estadio ni con el esqueleto paralizado desde hace más de un año de lo que será, algún día, el nuevo Mestalla. La deuda, a 30 de junio de 2009, ascendía a 550 millones de euros. Poco se ha movido, de modo que tanto la participación en la próxima Liga de Campeones como la venta de Villa y Silva son obligatorias para la supervivencia.

Pero la cuestión es que el Valencia se debe ir preparando para la próxima campaña. Y lo ha de hacer en tiempos de crisis. Reforzar una plantilla casi sin dinero no es nada fácil, pero en el despacho del director deportivo, Fernando Gómez, ya se tiene una idea de la plantilla que viene. Los tintes del nuevo Valencia pasan por la incorporación de hombres que busquen un nombre como aquel conjunto arrollador del primer lustro del siglo XXI.

Lo que todavía no está claro es quién será el entrenador que dirija tal grupo. Es cosa del presidente Manuel Llorente. La decisión está ya sólo en sus manos a falta de cinco jornadas para que se baje el telón de la Liga. Parece que a Unai Emery sólo le podría garantizar la renovación que el Valencia sea tercero.

De no conseguirlo todo indica que será el fin de su ciclo en la entidad valencianista. La duda la tiene Llorente en quién será el sucesor del vasco. Uno de los preferidos es Gregorio Manzano. Encajan, en la estructura de la prudencia económica, Juande Ramos, José Luis Oltra, Manuel Preciado o Mauricio Pellegrino.

Tres hechos

Los cambios en la plantilla ya se han ido dando. Se van dando pespuntes y tres incorporaciones ya están hechas. La primera fue la de «Chori» Domínguez. Llegó en diciembre, pero pensando en la temporada próxima. El que está atado es el mediapunta francés Sophiane Feghouli (Grenoble). Dos mediapuntas, casualmente la posición de Silva. Además, también está cerrada la llegada del defensa luso Ricardo Costa (cedido en el Lille por el Wolfsburgo).

El Valencia trabaja además en las llegadas de un centrocampista defensivo (Topal y Rinaudo son los principales candidatos), así como de un organizador y un lateral derecho. Reforzar la delantera está sujeta a la salida de Villa y del dinero que se disponga.