Los técnicos, su obsesión: 35 en 17 años, seis en una Liga

Actualizado:

Jair Pereira, «Cacho» Heredia, Emilio Cruz, José Luis Romero, Ovejero y D´Alessandro. Gil nombró a seis entrenadores en la temporada 93-94. Estableció de esta forma una auténtica plusmarca mundial. Fueron su fijación absoluta. Desde que echó a Luis Aragonés nada más llegar, en 1987, César Luis Menotti encabezó una lista de treinta y cinco cambios de técnico en diecisiete temporadas. Antic consiguió el récord de permanencia con él: tres años (95-98). Después regresaría en otras dos ocasiones, la segunda con Rubí de administrador general. Otros, como Ufarte, Peiró o Maguregui, ni comenzaron la Liga. Duraron días. La elección de un director deportivo, comenzada con Paulo Futre en la temporada 00-01, tampoco le gustó. Terminó enfrentado con él y le despidió el 30 de marzo de 2003. Toni Muñoz adquirió esa responsabilidad el 3 de abril, pero ya sin la autonomía de decisión del portugués. Su pelea por controlar el equipo fue eterna. Si despidió a Landáburu y Quique Ramos en 1988, a Arteche en 1989 y a Losada en 1992, posteriormente se deshizo de Solozábal, un líder natural del vestuario, en 1997. Sus críticas y menosprecios a sus jugadores fueron otra constante. Una razón por la que rindieron cuando dejaron el Atlético, porque lo cierto es que en club rojiblanco fueron siempre muy presionados por el presidente cuando las cosas iban mal y los resultados no eran los apetecibles. En cuanto llegaba el látigo de Gil, el rendimiento de los futbolistas bajaba.