Formación del Díter Zafra de esta temporada, aunque varios jugadores ya han abandonado el club
Formación del Díter Zafra de esta temporada, aunque varios jugadores ya han abandonado el club
Tercera división

Situación límite del histórico Díter Zafra

La grave crisis económica y deportiva amenaza a un club con casi 90 años de vida y por el que han pasado futbolistas como Poli Rincón

Actualizado:

El Díter Zafra, un histórico del fútbol extremeño, atraviesa una delicada situación deportiva e institucional que pone en peligro el futuro de un club con casi 90 años de historia. El equipo que en su día defendieron jugadores tan carismáticos como «Poli» Rincón es actualmente colista del Grupo XIV de Tercera división, su cuerpo técnico presentaba este lunes una peculiar dimisión en bloque, muchos jugadores han ya abandonado la plantilla, los que quedan no cobran y su presidente ya ha dicho que está dispuesto a bajarse del barco si recupera antes el dinero adelantado a una entidad que mira con escepticismo su continuidad. Además, apenas un puñado de socios muestran inquietud por una entidad que ha perdido apoyo social.

Fundado en 1930, este equipo en un clásico del fútbol extremeño. En él, «Poli» Rincón acabó como máximo goleador en la temporada 1976-77, cuando fue cedido por el Real Madrid. Un club muy querido en Extremadura que lleva asociado el nombre de Zafra al de Díter, que toma de la conocida fábrica de motores asentada en la localidad pacense desde hace décadas. Su situación actual, sin embargo, no puede ser más difícil y corre el riesgo desaparición. Un trance que en 2017 ya ha vivido otro histórico del fútbol modesto, en este caso madrileño, el Atlético Valdemoro, y que amenaza a otros clubes con solera en Tercera división como el Olímpico de Totana murciano.

La mala temporada deportiva que firma el Díter Zafra está resultando la puntilla para un equipo que en los últimos años ha vivido continuos cambios de presidentes e importantes problemas económicos. En la última jornada caía al último puesto de la clasificación tras una contundente derrota en el Municipal ante el Olivenza (0-4). Consciente de la situación, el equipo rival mandaba un mensaje de ánimo al cuadro segedano después de conseguir los tres puntos. Un partido en el que el cuadro de Zafra no abonaba los honorarios al trío arbitral. Un incumplimiento por el que ha sido sancionado con una multa de 602 euros, lo que agrava más su situación económica. En caso de reincidir en próximas jornadas, podría llegar a ser expulsado de la competición.

Con poco más de 160 socios socios, el Díter Zafra apenas tiene ingresos y su cuerpo técnico y plantilla están sufriendo directamente las consecuencias. La posibilidad de que lleguen refuerzos para ayudar a salvar la categoría es difícil. Este lunes, el técnico, Alex Martín, y sus ayudantes anunciaban, a través de un comunicado, su dimisión, condicionada a cobrar antes lo que se les debe. Ni más ni menos. Porque tanto el entrenador como sus colaboradores también informaron de que no denunciaran para cobrar el resto de su contrato para no dañar más a un club que está ya muy herido.

El técnico, Alex Martín
El técnico, Alex Martín

«Debido a la insostenible situación de impagos y pésima gestión en cuestión de altas y bajas en la que nos encontramos en estos momentos este cuerpo técnico, dirigido por mí, ha comunicado al presidente del club que presentará su dimisión irrevocable en el momento en el que se le pague todo lo que se le adeuda, no antes. Con el fin de no hacerle más daño al club renunciamos a cobrar el resto del contrato, solo queremos cobrar nuestro trabajo, esfuerzo y dinero que hemos invertido en combustible».

En su comunicado, el cuerpo técnico del conjunto zafrense no se escondía y asumía responsabilidades por la situación deportiva de la entidad. «Este cuerpo técnico, no excluye su responsabilidad de la situación en la que se encuentra el equipo. A pesar de que las condiciones en las que estamos trabajando son lamentables, asumimos la parte de responsabilidad que nos toca».

Un comunicado que tuvo este martes la respuesta del presidente, José Daniel Cabello, en una entrevista radiofónica. «Existe un compromiso de este club para que los jugadores cobren hasta el último euro. Por impagos no se puede ir nadie porque estamos hablando de unos días. Se estudiará caso por caso y la situación personal de cada uno, pero la situación económica del club no es alarmante». Además, el dirigente lanzó un dardo al técnico: «El trajo 10 jugadores de Sevilla de los que han quedado 3 ó 4 . En algo se habrá equivocado él».

En este ambiente, la plantilla incluso se planteó no jugar el próximo fin de semana, posibilidad que descartaba este martes después de una reunión a última hora de la tarde con la directiva, a la que concedía un margen de confianza.. Una decisión que anunciaba en un comunicado.

Por su parte, la directiva del Club Deportivo Díter Zafra emitía otro comunicado en el que afirmaba sentirse capacitada para sacar la situación adelante. Sin embargo, y dada la falta de apoyos, también explicaba que no descarta dar un paso al lado «siempre y cuando haya alguien dispuesto a hacerse con las riendas del club facilitando el traspaso de poderes a una posible nueva directiva». «Si no aparece nadie con ganas de tomar las riendas, la continuidad del club en el campeonato Nacional de Liga de Tercera División, según reconoce la propia directiva en su comunicado, será muy difícil», añadía.

La directiva del Díter Zafra anunciaba este miércoles en las redes sociales la convocaria para este viérnes de una asamblea extraordinaria de socios en la que se abordará el futuro de la entidad.