Suso con la camiseta del Milán
Suso con la camiseta del Milán - AFP

Selección EspañolaSuso Fernández, el privilegiado desconocido

Pese a haber jugado en el Liverpool y ser titular en el Milán, el gaditano, seleccionado ayer en la lista de Lopetegui, aún no es muy conocido en España

Actualizado:

Liverpool, Milán, Selección española de fútbol. Cualquier jugador con una trayectoria parecida probablemente sería un ídolo dentro de su país o, al menos, una persona reconocida dentro de sus fronteras. No es el caso de Suso Fernández, el gaditano que se ha colado por sorpresa en la lista de Lopetegui para los partidos de clasificación del Mundial de 2018 contra Italia y Liechtenstein. No ha cumplido aún los 24 años y ya ha vestido la camiseta de dos históricos del fútbol y ha sido llamado para jugar con España. Todo un privilegiado, y aún así un desconocido.

Suso comenzó su carrera en las inferiores del Cádiz, en donde no tardó en destacar. Su regate endiablado y su descaro le hacían llamar siempre la atención de los ojeadores, que se frotaban las manos al ver la progresión de la perla andaluza. No en vano, fue quemando todas las etapas lógicas que ha de quemar cualquier jugador llamado a llegar a la élite. Fijo en todas las convocatorias de las inferiores de la selección, en el verano de 2010, con tan solo 17 años, su carrera terminaría de despegar cuando fue fichado para jugar en el filial del Liverpool. Sin duda una oportunidad de oro para un jugador que veía en Cesc Fábregas el espejo donde mirarse para poder triunfar en la Premier.

Coqueteando con el éxito

Jugador de banda, atacante nato, decidido y buen regateador. Con esas credenciales llegó a la cantera de uno de los clubes más laureados de Inglaterra. Pero aún debía abrirse camino a base de buenas actuaciones, todavía no había logrado nada en un deporte que suele quitar tanto como da. No sin impacientarse en algunos momentos, Suso pudo disfrutar de su primera temporada en el primer equipo en la 2012-13. Sin embargo después de disputar 14 partidos en liga, al año siguiente se fue cedido al Almería, recién ascendido a Primera.

Suso sigue siendo una pieza fundamental en un Milán que aspira a todo en Italia
Suso sigue siendo una pieza fundamental en un Milán que aspira a todo en Italia - AFP

En el club andaluz fue de más a menos y acabó sucumbiendo bajo el peso de las aspiraciones que su incorporación había generado. No terminó bien su estancia en la liga española y regresó a Inglaterra con la sensación de haber desaprovechado una oportunidad única de convencer a la directiva del Liverpool. Aguantó hasta el mercado de invierno con cierta incertidumbre pero en enero de 2015 vio la luz al concretarse su fichaje por el histórico Milán de la Serie A. Aunque el equipo no pasaba por su mejor momento, a él le dio lo mismo. Para cualquier jugador, enfundarse la elástica rojinegra es un sueño hecho realidad.

Jugó muy poco durante el año que estuvo en la plantilla antes de salir cedido al Genoa. Allí llegó otra vez en el mercado de invierno y se convirtió en una de las piezas clave desde que aterrizó. Disputó 19 partidos en la segunda vuelta de la competición y anotó 6 goles, cifras suficientemente importantes como para ganarse un hueco en el equipo de las siete Champions una vez regresó en el verano de 2016. La temporada pasada fue la de su consolidación. Jugó 24 partidos en liga y uno en la copa con los «rossoneri» y anotó seis importantes goles que le hicieron convertirse en uno de los favoritos de la afición. Tal fue su rendimiento que, pese a que el club se ha renovado casi completamente este verano, con fichajes como André Silva o Nikola Kalinic para el ataque, él sigue siendo titular. Ahora sus sensaciones son las mejores. Después de unos inicios dubitativos parece que su carrera se consolida. Es una pieza fundamental en un equipo que aspira a volver a ganarlo todo en Italia y desde ayer, uno de los nombres con los que cuenta Lopetegui para reforzar el ataque de la selección.