Santi Castillejo, máximo goleador en la historia de Segunda B, es el actual entrenador del Ascó
Santi Castillejo, máximo goleador en la historia de Segunda B, es el actual entrenador del Ascó
Segunda B

Santi Castillejo, el delantero de bronce al que los defensas eran incapaces de frenar

El exfutbolista navarro, ahora técnico en la Tercera división catalana, es el máximo goleador histórico en Segunda B

Actualizado:

Con cuatro grupos de veinte equipos, la lista de futbolistas que han pasado por Segunda división B y que han celebrado goles resulta prácticamente interminable. Sin embargo, ninguno de ellos tantos como un delantero navarro nacido en Valtierra que años después de su retirada (2006) continúa apareciendo como máximo realizador histórico de la categoría. Santi Castillejo, una amenaza en el área cuando calzaba botas de tacos, tiene el honor de encabezar esa nómina gracias a su acierto desde que se estrenara en esta categoría con el Osasuna B en la campaña 1991-92. Se retiró con 172 dianas en los 387 partidos de Liga que disputó en la división de bronce. Un récord que nadie ha conseguido igualar.

Santi Castillejo nació en Valtierra (5 de septiembre de 1971), un pequeño municipio levantado en la merindad de Tudela, en la Ribera de Navarra, donde los campos de tomates o las berenjenas forman parte del paisaje desde hace muchos años. También los cereales, pero a él nunca le dio por la agricultura porque siempre le llamó la atención el balón, con el que pronto empezó a destacar. Tras una primera etapa de formación en el Tudelano, el Osasuna llamó a su puerta para integrarle en su equipo filial, con el que debutó en Segunda B en 1991. En su primer año se estrenó con diez tantos, la mitad de los conseguidos un curso después, lo que le llevó a dar el salto a la primera plantilla osasunista esa misma campaña.

A lo largo de su trayectoria en Segunda B, donde aumentó sus registros a 178 goles sumando los partidos de Copa y de los playoff que disputó en equipos de esta categoría, Santi Castillejo consiguió dos ascensos a la categoría de plata, primero con el Alavés y después con el Nástic de Tarragona en una eliminatoria de la que aún recuerdan con tristeza en Cádiz.

Porque en Cádiz se acuerdan muy bien de Castillejo. Los aficionados más veteranos del conjunto amarillo aún tienen pesadillas con aquel «matador» que no perdonaba dentro del área y que, en la temporada 2001-02, marcó al conjunto del Ramón de Carranza un triplete decisivo (3-1) que frustró el ascenso andaluz. Antes de aquel ascenso, también había jugado en Segunda B defendiendo los escudos del Numancia y del castellón. Después de la experiencia en la categoría de plata, regresó al fútbol de bronce con las camisetas del Conquense y de Leganés, equipo en el que se retiró en la temporada 2005-06 sumando los últimos nueve goles que figuran en su larga lista realizadora.

Años después de su último gol, la vida de Santi Castillejo sigue siendo el fútbol, ahora desde los banquillos. Comenzó en el Reus y tras pasar por los vestuarios del Nástic, Llagostera y Olot, el pasado año llegó a FC Ascó, donde continúa dando órdenes y mantiene a su equipo en la parte alta de la clasificación. Un conjunto donde milita ahora Cheikh Saad, el futbolista que la pasada temporada destapó los amaños del Eldense.

En todos estos años, su récord goleador no ha podido ser superado por ningún delantero y no parece fácil que alguien pueda conseguirlo porque los futbolistas que destacan en la división de bronce rápidamente son reclutados para categorías superiores. Santi Castillejo sigue siendo el rey de Segunda B.