Aficionada que ha sufrido un golpe de calor en el Levante-Sevilla
Aficionada que ha sufrido un golpe de calor en el Levante-Sevilla
Fútbol

Rubiales y Tebas, a tortas por los horarios de los partidos de Liga y el calor

El presidente de la RFEF amenaza con recuperar la competencia para fijar las horas de los encuentros para que no se juegue a temperaturas elevadas

Actualizado:

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol, ha mostrado en las redes sociales su indignación por el horario fijado por la Liga para el Levante-Sevilla (2-6), que se ha jugado este domingo en el Ciutat de Valencia a las 12.00 horas con una elevada temperatura, un duelo que ha provocado que, según el dirgente de la RFEF, catorce aficionados hayan tenido que ser atendidos por golpes de calor y lipotimias. La entidad presidida por Javier Tebas modificaba el pasado jueves el horario del Betis-Athletic, que pasaba de las 18:30 a las 20:00 horas, pero no consideraba necesario alterar el duelo del Levante.

Rubiales ha amenazado a la Liga con «recuperar la competencia» de fijar los horarios de los partidos para la temporada 2019-20. «Si LaLiga mantiene horarios disparatados, recuperaremos la competencia para 19/20. Vergüenza para aficionados y gente del fútbol. A más de 30º no se puede jugar a determinadas horas. Golpes de calor por decenas. Inadmisible. En la RFEF estamos hartos», ha denunciado el presidente de la RFEF en las redes sociales.

El partido Levante-Sevilla ha empezado con una temperatura de 28 grados y una humedad relativa del 75 por ciento, según ha informado la Agencia Estatal de meteorología (AEMET).

Javier Tebas ha contestado inmediatamente a Rubiales también a través de las redes sociales y ha acusado al presidente de la RFEF de demagogia. «Amigo Luis Rubiales, mucha demagogia. Hoy en el Gran Premio de Aragón, 32° y 114.000 personas al sol disfrutando de las carreras, sin quejas. Por cierto, este agosto, torneo de niños Evergrande/RFEF en Las Rozas a 36°. No se puede recuperar lo que no es de uno», contestó Tebas.