Cavani pone al City contra las cuerdas
Edin Dzeko cabecea un balón durante el Manchester City-Nápoles - AFP
LIGA DE CAMPEONES

Cavani pone al City contra las cuerdas

El Benfica pasa a octavos tras empatar con el Manchester. El Inter se asegura el liderato. Resumen de la jornada

EFE
Actualizado:

Dos goles del uruguayo Edinson Cavani dieron la victoria en San Paolo al Nápoles, que pone en entredicho la clasificación a octavos del Manchester City, el líder de la Liga inglesa, que ya no depende de sí mismo para evitar la eliminación.

El City suma siete puntos y recibirá en la última jornada al Bayern, ya clasificado, pendiente del favor del Villarreal, que ya eliminado y sin puntos, jugará en El Madrigal ante el Nápoles. Una situación límite para el millonario líder inglés, el equipo que debía ser la alternativa en Europa, que por el momento no ha demostrado que pueda codearse con la aristocracia. Empezando por el banquillo.

En San Paolo, donde nadie había sacado un punto en los diez últimos partidos europeos, Roberto Mancini buscó dotar a su equipo de fuerza más que de talento. Alineó en el centro del campo al holandés Nigel de Jong y al marfileño Yaya Touré y en ataque al italiano Mario Balotelli y al bosnio Edin Dzeko. La consecuencia fue un equipo previsible, entregado a la omnipresencia de David Silva, que no fue suficiente.

El City se entregó a la omnipresencia de David Silva, que no fue suficiente

El Nápoles tuvo claro su plan. No le importó que el rival tuviese el balón durante el 70 por ciento del partido, porque le bastaba con busca la contra lo más rápido posible, por medio del argentino Ezequiel Lavezzi, del eslovaco Marek Hamsik y, sobre todo, del letal Edinson Cavani.

Cavani trajo de cabeza a la defensa del City. Adelantó a su equipo a los 18 minutos, al peinar un córner lanzado por Lavezzi, y marcó el decisivo al comienzo de la segunda mitad, a un toque tras otro pase del argentino. El segundo tanto fue el golpe decisivo para el conjunto inglés, que había logrado empatar por medio de Balotelli, en el 33, tras un disparo de Silva mal rechazado por el exsevillista Morgan de Sanctis y se vio de nuevo en desventaja y sin reacción desde el banquillo.

Mancini no se atrevió a sacar a Nasri hasta el minuto 70 y al "Kun" Agüero hasta el 81. Demasiado tarde para evitar que la ansiedad pudiese con un conjunto que tiene medio pie fuera de la que parecía su competición.

El Benfica, a octavos en Manchester

El Benfica arrancó un sufrido empate a dos ante el Manchester United que le otorga el pase a octavos de final de la Liga de Campeones. Un gol en propia meta de Phil Jones dio la ventaja al Benfica, pero fue neutralizado por otro del búlgaro Berbatov. En el 59, Fletcher adelantó a los locales, aunque dos minutos después Pablo Aimar estableció la igualdad.

El Inter asegura su liderato con racanería

El Inter de Milán aseguró matemáticamente el liderato del grupo B con un pobre empate (1-1) ante el Trabzonspor turco, que mantiene intactas sus opciones de pasar a octavos de final gracias a la derrota del CSKA de Moscú ante el Lille francés.

Pasan los italianos de fase con buenos resultados, pero con un fútbol bastante rácano en muchos de los cinco encuentros que ha disputado en la Liga de Campeones. No pudo superar al Trabzonspor, un equipo inferior que ya consiguió vencer al Inter en el duelo de ida disputado en el Giuseppe Meazza (0-1).

El Lyon no pasa del empate ante el Ajax

Olympique de Lyon y Ajax de Amsterdam empataron a cero en un encuentro en el que los locales fueron incapaces de perforar la portería holandesa y prácticamente dicen adiós a la competición.

El Basilea sigue vivo al derrotar al Galati

El Basilea ganó por 2-3 al colista Otelul en un partido que acabó sufriendo, pese a llegar a tener tres goles de ventaja. La victoria confirma las opciones de clasificación del Basilea y le deja a un punto de los colíderes Manchester y Benfica tras su empate.

El Lilla de Hazard sorprende el CSKA

El Lille sorprendió al CSKA Moscú (0-2) en un partido en el que el belga Eden Hazard demostró por qué es una de las principales promesas del fútbol europeo y es comparado con Zidane. Los franceses no se excusaron en el «general invierno» y derrotaron al equipo del Ejército ruso con un juego brillante.