Semedo cuando fue detenido por la Guardia Civil - EFE / Vídeo: El Huesca presenta a Semedo una semana después de haber salido de prisión
Fútbol

La reinserción de Rubén Semedo

El portugués, cedido por el Villarreal, repareció con la camiseta del Huesca después de su paso por la cárcel por múltiples delitos

Actualizado:

Uno de los eternos debates de la psicología y la sociología se centra en la influencia de la genética sobre el condicionamiento de la historia familiar. Una controversia que podría aplicarse a Rubén Semedo (1994, Amadora), futbolista de elite marcado por la detención policial de su padre cuando tenía cinco años. Sus orígenes y raíces en un humilde barrio de Lisboa, en el que la prioridad era la supervivencia y poder disfrutar de una comida al día, determinaron su infancia. Este pasado sábado, tras una serie de turbulencias que le mantuvieron en la cárcel durante mas de cuatro meses, pudo volver a llenar sus pulmones de libertad. Una segunda oportunidad que llegó de la mano de Huesca, que aceptó la cesión tras la propuesta del Villarreal, equipo que le ficho la pasada temporada por 15 millones de euros.

«Con la familia Roig hemos tenido una gran amistad y nos hemos ayudado mucho. Nos ofrecieron al jugador y vimos que nos podía aportar. Un jugador que ha costado 15 millones de euros no puede ser malo. No voy a esconder que haya tenido problemas porque para eso la justicia ha dictaminado lo que dictaminó pero todos tenemos que tener una segunda oportunidad y el derecho a defendernos. El que más se está jugando en esta película es el futbolista. Si lo hace bien en Huesca volverá al Villarreal, que es de los mejores equipos de España y de Europa», explicaba Agustín Lasaosa a ABC. El presidente pudo ver desde el palco de Ipurúa cómo Semedo regresaba a un terreno de juego este sábado y colaboraba en la primera victoria oscense en Primera división.

«Estas apuestas siempre nos han funcionado. Aquí resucitamos a los jugadores que llegan con polémicas. Por aquí ha pasado Rubén Castro cuando no lo quería absolutamente nadie. Pero nadie es nadie. Fue máximo goleador, se fue al Rayo y también marcó muchos goles, fue al Betis... Y hay más ejemplos», añade el mandatario maño, satisfecho por la política de fichajes emprendida por su secretaría técnica. Semedo llega gratis y el Huesca solo tiene que colaborar en el pago del salario del central portugués. Una ganga si uno de los entrenadores que tuvo cuando era menor de edad acierta. «Es un central de muchísimo futuro», aseguró hace cuatro años Jorge Jesús.

Atrás parecen quedar los problemas extradeportivos que le han hecho ser portada de todos los periódicos deportivos. El pasado 23 de febrero, el juzgado de instrucción numero 6 de Lliria (valencia) dictaminó prisión incondicional para el futbolista por un presunto delito de homicidio en grado de tentativa, lesiones, amenazas, detención ilegal, tenencia ilícita de armas y robo con violencia. Doce días antes, junto a dos acompañantes, había agredido a un conocido en su propio domicilio. Pasó 141 días en el Centro Penitenciario de Picassent.

4 meses en prisión

Su carrera parecía acabada cuando el 13 de julio salió de prisión en libertad condicional tras pagar 30.000 euros en concepto de fianza. Pero el Huesca, un recién ascendido con una directiva de ideas claras, se cruzó en su camino. Lejos de malgastar en un fichaje de campanillas, Lasaosa y Petón aceptaron la propuesta del Villarreal. Semedó formó parte de la historia del Huesca este pasado fin de semana al sustituir al Chucho Hernández en el minuto 77 del partido ante el Eibar y contribuir a la primera victoria en la historia del equipo oscense en la máxima categoría.

«Somos un club de gente hospitalaria que hace la vida más fácil a quien llega y da segundas oportunidades a los jugadores. Todo el mundo tiene derecho a hacer lo que le gusta y a ser feliz, y sin esos matices Rubén no estaría en el Huesca», aseguró Emilio Vega, director deportivo del Huesca, que incidió en las característica deportivas del portugués: «Es un chico joven, tímido y súper educado, que ha venido con mucha hambre. Destaca por su contundencia, juego aéreo, salida de balón y personalidad».

Semedo no ha tenido una vida fácil, aunque ha sabido sobreponerse a toas las vicisitudes. Padre de una niña con apenas 19 años, se vio inmerso en varias polémicas con la justicia, como conducir sin carnet o castigado por indisciplina en clubes anteriores, En el Huesca destacan su «comportamiento excelente desde que ha llegado», al tiempo que lamentan que se distorsionen algunos aspectos. «Esta semana pasada se publicaron unas fotos en las que estaba con una pistola de feria disfrutando en un puesto de las atracciones de la verbena con titulares tendenciosos y maliciosos por su pasado», destacan desde el club maño.