Vídeo: El fútbol llora la muerte de 'Quini'
La Liga

Muere Quini, leyenda del Sporting

El exjugador rojiblanco, Quini, se encontraba paseando cerca de su casa cuando sufrió una crisis cardiaca. Tenía 68 años

Actualizado:

Enrique Castro, Quini, leyenda del Sporting, ha fallecido este martes a causa de un infarto. Tenía 68 años, estaba casado con María de las Nieves Cañada y tenía cuatro hijos.

Quini, exdelantero del Sporting, el Barcelona y la selección española, se encontraba conduciendo su coche por la avenida de Juan Carlos I, cerca de su casa del barrio gijonés de La Calzada, cuando sufrió la crisis cardiaca. Quini fue atendido por dos Policías Nacionales antes de la llegada de la ambulancia. Los sanitarios intentaron estabilizar al exjugador y lo trasladaron con urgencia al hospital de Cabueñes, donde no se pudo hacer nada más por salvar su vida.

La noticia de su muerte la adelantaba Juanma Castaño, director de El Partidazo de Cope, poco antes de las diez de la noche.

La capilla ardiente de Quini se abrirá este miércoles al mediodía, en el estadio de El Molinón. El funeral tendrá lugar en el mismo campo a las 20.00 horas.

Apodado 'el Brujo', ndebutó con el Sporting en 1968, en Segunda División, y permaneció en el conjunto rojiblanco hasta que en 1980 fue fichado por el Barcelona, equipo con el que ganó dos veces la Copa del Rey (1981 y 1983) y una vez la Recopa de Europa (1982). En 1984 regresó al Sporting, que se convirtió en su último equipo como profesional.

Quini era el prototipo del clásico delantero centro que estaba siempre en el sitio apropiado para conseguir el gol. Así fue máximo siete veces goleador en España: cinco en Primera División (1974, 1976, 1980, 1981 y 1982) y dos en Segunda (1970 y 1977). En total, disputó 448 partidos en Primera, récord absoluto del Sporting, y anotó 219 goles. Es el octavo máximo goleador histórico de la competición.

En febrero 1981 sufrió un sonado secuestro a manos de dos delincuentes comunes. Fue liberado en Zaragoza tras pasar 25 días encerrado en un zulo.

Con la selección española participó en dos Mundiales (Argentina 78 y España 82) y en la Eurocopa de Italia 80. Jugó un total de 35 partidos, marcando 8 goles.

Tras su retirada, Quini fue secretario técnico del Sporting y después, durante veinte años, hasta el 20 de agosto de 2015, fue el delegado del Sporting.

El 7 de febrero de 2008 tuvo que ser operado de una afección cancerosa de la que logró recuperarse satisfactoriamente.

Quini recibió la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, fue nombrado Hijo adoptivo de Gijón, le dedicaron una calle con su nombre, fue nombrado presidente del Patronato Deportivo Municipal de Gijón y poseía la Insignia de Oro y Brillantes del Sporting.