Proceso de secesión

Puigdemont usa la figura de Cruyff para promover el independentismo

El presidente de la Generalitat aprovecha la muerte de Johan para sacar pecho sobre los ideales políticos de Cataluña. Para Artur Mas, Cruyff era un «catalán por convicción»

Actualizado:

El fallecimiento de Johan Cruyff sigue dando mucho que hablar en la calle y en los medios de comunicación. Muchas personalidades, y no solo del ámbito deportivo, han querido rendir su particular homenaje al mítico «14» del Ajax y del Barcelona, pero algunos han ido más allá y han aprovechado la triste muerte de un genio del fútbol para promover sus idas políticas.

Este ha sido el caso del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que en una columna de opinión en «El Periódico» utiliza la figura de Johan y su filosofía para promover el independentismo: «...La aportación de Cruyff va mucho más allá del fútbol, porque su personalidad se ha convertido en un referente de país, al demostrarnos que podemos ganar, no solo deportivamente, sino como país».

«Los valores de su carrera deportiva y personal son ampliamente compartidos por una sociedad catalana que hoy también tiene fijados unos horizontes ambiciosos. Su paso como entrenador de la selección catalana de fútbol, un gesto que le honra, acabó de demostrar su compromiso con el país que lo acogió. El ejemplo de Cruyff sirve para dejar en evidencia a los que no quieren que nada cambie, los que dicen que no hay nada que hacer, aquellos que todavía hacen suyo el lema 'ir tirando'. Los que firman un empate antes de saltar al césped para jugar el partido. Ahora siempre salimos a ganar, fieles a su legado. Y eso vale para todos los aspectos de la vida».

Artur Mas le bautiza «catalán»

No solo el actual presidente catalán ha intentando politizar la muerte de Joahn Cruyff. Su antecesor en el cargo, Artur Mas, también ha aprovechado el fallecimiento del astro holandés para mandar un mensaje: «Cruyff era un maestro del fútbol y catalán por convicción», aseguró el expresidente de la Generalitat en el memorial instalado en la puerta 14 del Camp Nou.