Arranca la «otra» Copa del Mundo
El estadio Olímpico de Berlín, repleto antes de la ceremonia inaugural - REUTERS
MUNDIAL FEMENINO

Arranca la «otra» Copa del Mundo

La brasileña Marta, gran estrella del campeonato que ha comenzado este domingo en Alemania

Actualizado:

El año pasado, el mundo giraba alrededor de Sudáfrica y su Mundial de fútbol. Un campeonato que también tiene su versión femenina, aunque ocupa menos minutos en la televisión y, posiblemente, en la tertulia de la barra del bar.

Alemania acoge desde este domingo la Copa del Mundo femenina en la que las alemanas son las grandes favoritas. Defenderán en casa los títulos conquistados en China (2007) y Estados Unidos (2003), y llegan con una clara superioridad en Europa después de haber vencido en siete de los últimos ocho campeonatos de Europa.

Las estrellas del campeonato

A sus 25 años, Marta Vieira da Silva juega el torneo que la puede coronar como mejor futbolista de la historia. Esta brasileña apodada por sus compatriotas como una «Pelé con falda», se ha llevado en cinco ocasiones el premio de la FIFA a la mejor futbolista, pero todavía tiene que añadir a su palmarés un gran título internacional, que hasta ahora se le ha resistido.

Por parte del combinado germano, Birgit Prinz será una de las jugadoras a seguir. La máxima goleadora de la historia en la Copa del Mundo peleará por su tercer entorchado en el último campeonato que disputará como profesional. Para lograrlo, contará con la ayuda de un combinado muy sólido en el que destacan tanto la veteranía de Nadien Angerer o Inka Grings como el descaro y la juventud de Kim Kulig o Alexandra Popp, líderes de la sub'20 que se llevó el año pasado la Copa del Mundo. Y, por supuesto, Alemania cuenta con Fatmire Bajramaj, que probablemente peleará con Marta por el trofeo de mejor futbolista del torneo.

Junto a alemanas y brasileñas destacan las estadounidenses. A pesar de no estar al nivel de sus mejores años, el combinado de de Estados Unidos siempre ha alcanzado las semifinales del torneo y cuenta con el seguro Hope Solo, una de las mejores guardametas del mundo.

«Infiltrados» en Guinea Ecuatorial

La selección de Guinea Ecuatorial, vencedora en la pasada Copa de África, se ha presentado en Alemania con la ausencia de las hermanas Salimata y Simpore Bilguisa en medio de las acusaciones que aseguran que son, en realidad, hombres.

«Solo tienes que tener contacto físico con ellas para darte cuenta de que no son mujeres», llegó a comentar Diana Ankomah, de la selección de Ghana. Salimata, además, ha sido acusada de haber jugado para otros combinados como Burkina Faso y Costa de Marfil.

Guinea Ecuatorial tilda de «pura mentira» la existencia de hombres en el combinado femenino. La FIFA, por el momento, ha pedido que se realice un test de género a las chicas, como sucedió en el «caso Semenya».

El posado desnudo de las alemanas

Las grandes favoritas al título, las chicas de la selección alemana, han calentado el campeonato fuera de los terrenos de juego. Para llamar la atención sobre la Copa del Mundo -a los partidos de la liga apenas acuden un millar de aficionados- cinco futbolistas del combinado germano se prestaron a una sesión de fotos para la edición alemana de la revista Playboy.

Las alemanas -Julia Simic, Ivana Rudelic y Annika Doppler, del Bayern de Munich; Selina Wagner, del Wolfsburgo, y Kristina Gessat, del VSF Gütersloh- posaron con unas cortas y ceñidas camisetas mojadas de color blanco que poco dejaron a la imaginación.

Por otro lado, las cadenas alemanas (ARD/ZDF) que emiten el campeonato han apoyado el torneo con un curioso anuncio. En la barra de un bar cualquiera de la geografía germana, varios hombres discuten sobre quién es el mejor futbolista de todos los tiempos. Se escuchan los nombres de Maradona, Pelé o Beckenbauer antes de que el «macho alfa» del local lo deje claro: Prinz. Birgit Prinz.