Pep Guardiola, en un partido del Manchester City
Pep Guardiola, en un partido del Manchester City - EP

Premier LeagueGuardiola y Solskjaer se pican antes del derbi de Manchester

El técnico del United acusa a sus vecinos de duros y el catalán, que se juega la liga con su equipo, se defiende con el estilo

Actualizado:

Esta noche el Manchester City afronta un partido decisivo para sus opciones de conquistar la Premier League. Los de Pep Guardiola visitan en el derbi de la ciudad a sus vecinos del United bajo la atenta mirada del Liverpool, con quien están peleando por el triunfo final en el torneo de la regularidad.

Un choque que, como buen derbi, tendrá mucha tensión sobre el terreno de juego, incrementada aún más por el hecho de que los visitantes se estén jugando la liga. Y comenzó a notarse ya en la previa, durante las comparecencias de sus entrenadores.

Comenzó Ole Gunnar Solskjaer, que a la hora de analizar cómo se puede desarrollar el duelo aludió a la dureza de su rival. «Tenemos que estar preparados para aguantar su presión. Ellos tienen mucha calidad para llevar el balón, por lo que tenemos que estar muy bien en defensa. Cuando ganemos el balón, tenemos que estar preparados para su agresividad. Ellos pegarán en los tobillos, en los talones... Nos patearán», advirtió.

Unas palabras que encontraron una rápida respuesta de boca de Pep Guardiola, visiblemente molesto por la acusación de su colega: «No me gusta y no estoy de acuerdo. Mi equipo no está diseñado para jugar así, en absoluto. No preparo un partido pensando en eso. Tenemos un promedio de posesión del balón de un 60% o 70%, ¿cómo hacemos eso con este estilo? Me preocupa cómo ganarles, no el resto».

Sin duda el partido promete resultar atractivo por sus muchos alicientes como la vecindad de ambos clubes, sus objetivos en juego, y también por el hecho de que los dos lleguen a la cita tras su eliminación en la Champions League.

«Es el mejor partido que podíamos pedir ahora que los jugadores están heridos. Es perfecto, y no nos podemos esconder ante nuestro público. Tenemos que venirnos arriba, los fans nos van a apoyar siempre que hagas un esfuerzo contra este gran equipo», argumentó Solskjaer.