Fútbol

El porqué de los colores de los equipos de la Liga

La historia que hay detrás de la señas de identidad de los conjuntos que militan en Primera división

Mario L. Clavero / C. Tristán
Actualizado:

Los colores que viste un equipo son algo sagrado. La tonalidades que pintan las camisetas de los clubes forman parte de su historia y de su razón de ser. «De jugador no cambiaba la camiseta del Atleti, me tenían que dar dos, la mía valía más», llegó a decir Simeone. «No sé si lo entendéis: lleváis en vuestras camisetas el escudo del Real Madrid», había dicho Santiago Bernabéu décadas antes. Y es que pocas cosas definen más a un equipo que su camiseta y sus colores. Pero, ¿por qué los equipos de la Liga visten como visten?

1234567891011121314151617181920
  1. FC Barcelona

    Existen varias teorías sobre el porqué de la equipación azulgrana del Barcelona. Sin embargo, ninguna se sustenta sobre un documento oficial. Pero dos son las más extendidas y las que más gustan a sus seguidores. Una de ellas es que el fundador del equipo catalán, el suizo Hans Gamper, quiso importar los colores del combinado donde jugó de joven, el Basilea. Una historia similar a la de Arthur Witty, uno de los primeros presidentes del club. Witty quiso introducir los colores del equipo de rugby de «Merchant Taylors», el colegio mayor donde había estudió.

  2. RCD Espanyol

    El Espanyol, oficialmente llamado «Reial Club Deportiu Espanyol de Barcelona», es uno de los clubes más antiguos del fútbol español. Su nacimiento data de 1900, cuando se fundó la entonces llamada «Sociedad Española de Football». Por aquel entonces, lejos de lo que cabría imaginarse, el Espanyol vestía de amarillo. Más adelante, en 1909, pasó a vestirse con los colores del blasón del almirante Roger de Llúria, almirante de la flota de la Corona de Aragón: blanco y azul. El amarillo inicial se debe a que era el color de la pieza de ropa que uno de sus primeros socios regaló a la entidad para que confeccionase sus uniformes, tal y como se informa en la web del club.

  3. Deportivo Alavés

    Con su centenario a la vuelta de la esquina, el Alavés puede presumir de haber sido fiel a sus colores en sus casi cien años de historia. Aunque se creó bajo el nombre de «Sports Friends», en 1921 se cambió la denominación a la actual, naciendo la entidad tal y como la conocemos. En los años anteriores el Alavés vistió de blanco, pero finalmente el club acabó adoptando el «albiazul» que tanto le caracteriza.

  4. Sevilla FC

    Es cuanto menos curioso que el Sevilla vista de blanco por un error. Desde que el cuadro hispalense naciese en 1890 quiso lucir los colores rojiblancos. No obstante, un retraso en el pedido en las camisetas con rayas rojiblancas obligó al combinado andaluz a jugar sus partidos por completo de blanco. Lejos de disgustar a sus seguidores y directivos, la camiseta unicolor fue del agrado de la mayoría, dejando el color rojo como segunda elástica en la mayoría de temporadas.

  5. Atlético de Madrid

    Las rayas rojiblancas del Atlético tienen mucho -o todo- que ver con el origen de las del Athletic. Ambos clubes, con orígenes comunes, se vistieron con las camisetas del «The Saints» inglés que fueron traídas por Juan Elorduy, miembro de la directiva del Athlletic. El Atlético había vestido en sus inicios de blanquiazul, pero las camisetas del Blackburn Rovers que nunca se pudieron comprar acabaron por enterrar esos colores. La equipación con las tonalidades actuales se adoptó un año después de hacerlo el Athletic, concretamente en 1911.

  6. Real Valladolid

    Pionero como pocos en el fútbol español. El Real Valladolid se creó como fusión del Real Unión Deportiva y el Club Deportivo Español. En el momento en el que decidieron unirse, los directivos de ambos equipos prefirieron no utilizar ni el rojo ni el azul, los colores de sus equipos. Por ello, se decantaron por utilizar un color nunca antes utilizado en los equipos de España, el violeta y mezclarlo con el balnco. También decidieron apostar por este tono debido a que es un distintivo de la bandera de Castilla y León, comunidad a la que pertenece Valladolid.

  7. Real Madrid

    Cuenta una leyenda que inspirado en el mejor club amateur de la historia del fútbol, el Real Madrid adoptó el color blanco para disputar sus partidos desde su nacimiento en el año 1902. El club al que se remontan es el Corinthian FC, un equipo londinense que nunca disputó un partido profesional, pero que su desparpajo y sus hazañas sobre los terrenos de juego (llegaron a vencer al Manchester United por 11-3) traspasaron las fronteras inglesas e inspiraron a los fundadores del combinado madrileño para incluir el color blanco del Corinthian en sus equipaciones.

  8. Levante UD

    Pese a tener más de cien años de historia, el Levante tardó más de tres décadas en adoptar los colores con lo que viste en la actualidad. Durante sus casi primeros veinte años de vida vistió de blanquinegro, para posteriormente pasar por dos modelos blanquiazules y terminar en el rojiblanco. Sin embargo, en 1941 se produjo un punto de inflexión en la trayectoria del club. En 1939 se había producido la fusión obligada con el Gimnástico, naciendo la «Unión Deportiva Levante-Gimnástico». Con el nacimiento dos años después del Levante U.D. fue cuando, además, se adoptaron los colores actuales: la gama de colores en azul y grana que caracterizaron al Gimnástico desde su fundación. Tal y como cuenta la web del club, se intentó respetar el pasado de ambos clubes: el Levante mantuvo el nombre y se heredó la vestimenta del Gimnástico.

  9. Real Sociedad

    Tradición y fidelidad a su ciudad. La Real Sociedad luce con orgullo desde su creación en 1909 los colores blanquiazules en honor a la bandera de San Sebastián. La única variación que ha sufrido la indumentaria «txuri urdin» ha sido la intensidad del color azul, más claro en las recientes temporadas.

  10. Getafe CF

    Aunque el Getafe ha sufrido varias refundaciones a lo largo de su historia, se podría considerar que el nació en la década de los veinte. La entidad fue bautizada como «Sociedad Getafe Deportivo», desaparecida en 1933. En 1946 volvió a nacer como «Club Getafe Deportivo», equipo cuya vestimenta era azul. Una de las teorías sobre esta elección es en homenaje al uniforme de los obreros; otra, en cambio, habla de la relación del color azul con el del manto de la Virgen de los Ángeles, Patrona de Getafe.

  11. Real Betis

    Si en España se habla de verdiblanco, automáticamente se piensa en el Betis. No obstante, estos no siempre fueron sus colores. El equipo sevillano lucía en sus origenes el azul en la camiseta y el blanco en el pantalón, una indumentaria que ha lucido como segunda equipación durante varias temporadas. El origen del cambio se remonta a 1911. El capitán del equipo, Manuel Ramos Asensio, decidió incorporar las rayas verdiblancas verticales debido a que estudió en Glasgow, donde se enamoró del fútbol y del equipo de la ciudad, los Celtics.

  12. SD Éibar

    Fue un utillero del equipo armero quien desveló recientemente el origen de los colores del Éibar. Zapico cuenta que cuando el cuadro vasco se fundó en 1940, la federación guipuzcoana le entregó camisetas del FC Barcelona. Él mismo señala que en la temporada del ascenso a Segunda división en 1987 compraban camisetas de la escuadra culé a las que les quitaban el escudo y les cosían el del Éibar.

  13. Celta de Vigo

    El azul celeste tan característico del Celta de Vigo fue idea de uno de los fundadores del club, Juan Baliño Ledo. Sin embargo, en sus inicios fue el rojo y el negro los que impregnaban la camiseta, aunque se tardó poco tiempo en adoptar los colores actuales en representación de la bandera gallega. Tal y como recoge la web del club, este uniforme quería representar «la vocación con la que nacía la nueva entidad: ser baluarte del fútbol de toda Galicia».

  14. Valencia CF

    La historia del color blanco del Valencia es como tantas otras que se entienden mejor conociendo el contexto de su nacimiento. Surgido en 1919, el club no tuvo mucho donde elegir por la escasa variedad de colores que había en los talleres de confección en la época. Por ello, se eligió un color común como era el blanco y el negro, utilizado este último para los pantalones del uniforme.

  15. Girona FC

    Desde que el Girona nació en 1930 los colores del club han sido los mismos. El rojo y blanco de su camiseta acompañó a la entidad desde su surgimiento, cuando tomó el relevo de otros equipos de la ciudad como el Unió Esportiva Girona, fundada en 1921 y que vestía de amarillo y azul marino. Sin embargo, con la desaparición de este a finales de la década de los veinte y el surgimiento del Girona CF, fueron los «blanc-i-vermella» los que comenzaron a hacerse con el fútbol de la zona.

  16. Villarreal CF

    Al igual que sus vecinos valencianistas y como en la mayoría de equipos de fútbol, la falta de opciones en cuanto colores les obligó a vestir con camiseta blanca y pantalón negro. Para distinguirse de sus rivales de la comunidad, en 1946 decidieron cambiar al color amarillo, uno de sus mayores emblemas y con el que se ganaron el apodo de «submarino amarillo».

  17. Athletic Club

    La indumentaria rojiblanca del Athletic nace de un error, de un despiste. Después de jugar sus primeros años de blanco y luego y después de blanquiazul, en 1909 la directiva del club viajó a Inglaterra con el encargo de comprar camisetas. Las de allí eran de mejor calidad, estaban forradas de felpilla y no desteñían. Sin embargo, Juan Elorduy, encargado de esta tarea, dejó los deberes para el final y cuando quiso hacerse con los uniformes blanquiazules del Blakburn Rovers ya no quedaban. Por ello, decidió comprar cincuenta camisetas del «The Saints», actual Southampton, que vestía de rojiblanco. En 1910 el Athletic comenzaba a vestirse con su ya traidicional uniforme.

  18. CD Leganés

    Fundado en 1928, el Leganés comenzó vistiendo una camiseta azulgrana y un pantalón blanco. Con casi cien años de historia, no fue hasta mediados de los años cuarenta cuando el club cambió sus colores al verde y blanco. La denominación de «pepineros», como comúnmente se conoce a los nacidos en este municipio madrileño, pronto pasó a identificarse también con los aficionados al equipo. El origen del mismo se debe a las excelentes huertas de pepinos con las que contaba la ciudad. El término se acabó asentando en la entidad como consecuencia de la identificación entre los colores del club y estas plantas.

  19. Rayo Vallecano

    La rivalidad entre Real Madrid y Atlético se extendió a otro de los equipos de la capital española. En sus inicios, el Rayo Vallecano vestía totalmente de blanco. Esta indumentaria cambió cuando en 1948 el club ascendió a tercera división. Un ascenso de categoría que suponía muchos gastos que el equipo no podía asumir. Fue entonces cuando el Atlético de Madrid decidió cederle varios jugadores. A cambio, la entidad colchonera pidió a los directivos rayistas que incorporasen a su equipación algún detalle rojo para que sus elásticas se pareciesen más a las del Atlético en lugar que a las del cuadro merengue.

  20. SD Huesca

    En 1922, la devoción que sentían los integrantes del Huesca era tal por el Barcelona que decidieron llevar los colores azulgranas como indumentaria, con la única diferencia que el pantalón era negro. Con su llegada a Primera división en la temporada 2018-2019, el equipo oscense es el cuarto equipo azulgrana de La Liga.