Competición expedienta a Piqué
Gerard Piqué, durante un entrenamiento con el Barcelona - AFP
BARCELONA

Competición expedienta a Piqué

Al defensa le castigan con un partido y le multan con 600 euros por su expulsión. Además, abre un proceso por sus declaraciones contra Velasco Carballo

BARCELONA Actualizado:

Gerard Piqué ha sido sancionado con un partido por la tarjeta roja que vio el pasado sábado, 3 de marzo, durante el encuentro entre el Barcelona y el Sporting de Gijón. Además, el Comité de Competición le abre expediente y le multa con 600 euros por sus declaraciones, que es el precio que hay que pagar por una expulsión. También se sanciona al Barcelona con 90 euros de multa y el club estudia ahora si recurre o no. Tiene diez días hábiles para presentar alegaciones.

El caso Piqué ha monopolizado la atención mediática durante esta semana por lo contundentes que fueron sus reflexiones. «Yo lo de los tres penaltis lo acepto porque un árbitro tiene derecho a equivocarse, pero llega un punto en el que se toman los duelos como personales; estaba hablado con él (Velasco Carballo) sobre el penalti a Keita, que me había parecido claro. Creo que se lo ha tomado mal y la decisión ya estaba premeditada. A la mínima excusa te guardan la matrícula y te la hacen», señaló.

Después de las palabras del central en la zona mixta del Camp Nou, intervino Victoriano Sánchez Arminio, presidente del Comité Técnico de Árbitros: «Estoy enfadado porque se duda del estamento que presido y eso sí que me duele bastante. Desde nuestro estamento respetamos a todos los estamentos del fútbol. Lo único que pedimos es que también nos respeten a nosotros. Las declaraciones son graves y poco afortunadas, las denunciaremos ante el Comité de Competición», resumió.

Luego llegó la reacción del Barcelona y la comparecencia de Toni Freixa, portavoz del club que se quejó abiertamente de la situación y solicitó a la Real Federación Española de Fútbol que les explicaran cuáles son los motivos para estudiar un caso y otros no, en clara alusión a situaciones que se han producido en el Real Madrid. Pep Guardiola dijo estar «totalmente de acuerdo» con la postura de la entidad.

El Comité de Competición, presidido por Alfredo Flórez, consideró el mensaje de Sánchez Arminio y ha estudiado el caso de Piqué. Todavía no se ha pronunciado sobre las declaraciones y sólo ha trascendido la sanción por la tarjeta roja.