Una imagen de la previa de un partido del CD Gerena de la pasada temporada
Una imagen de la previa de un partido del CD Gerena de la pasada temporada - @CD_Gerena
Tercera división

El pinchazo inversor de René Ramos en el fútbol modesto

Dos años después de su entrada, el grupo del hermano de Sergio Ramos abandona el CD Gerena sevillano en medio de la polémica

Actualizado:

La Segunda B y la Tercera división vuelven a atraer a inversores que, como sucedió temporadas atrás, están inflando los contratos y las nóminas de los futbolistas. Esta temporada un veterano goleador que militó en Primera división cobrará 200.000 euros en su nuevo equipo de la categoría de bronce, una cantidad fuera de mercado que ha encendido las alarmas entre los aficionados ante el temor a que alguna entidad, como ya sucedió hace años cuando el globo de Segunda B acabó estallando, termine pagando esos excesos económicos y desaparezca a final de curso.

Pero la llegada de mecenas al fútbol modesto provoca dolores de cabeza a los aficionados y no solo por esos elevados sueldos que ofrecen a sus plantillas. También porque, en ocasiones, su salida pone en riesgo la continuidad de los clubes en los que aterrizan. El último caso se está viviendo en un conjunto sevillano de Tercera división, el CD Gerena, que hace dos años comenzó un ilusionante proyecto con la entrada de un grupo inversor con René Ramos, el hermano del central del Real Madrid, al frente. El equipo se encuentra ahora bloqueado, no ha comenzado los entrenamientos de pretemporada porque no tiene jugadores y su participación en la próxima Liga está todavía en el aire. Este modesto club incluso ha corrido riesgo de desaparecer, aunque, según ha podido saber ABC, el acuerdo para su supervivencia está ya atado.

El origen del problema que ha puesto en jaque la supervivencia del CD Gerena se encuentra en el contrato que el grupo de René Ramos firmó con el Ayuntamiento para poder hacer uso del estadio municipal, en el que los inversores se comprometieron a realizar una serie de mejoras. Un compromiso que ejecutaron en su primera temporada y que no cumplieron la pasada campaña, en la que, según han explicado aficionados del equipo sevillano a este periódico, debía levantarse una nueva grada que finalmente no se construyó. En ese documento, el Consistorio incluyó un aval de 30.000 euros por si los inversores no cumplían lo acordado.

Este grupo inversor, que situó a Paco Alba en la presidencia del club, anunció recientemente en las redes sociales su intención de dejar el club en manos de sus socios, pero rescatando antes ese aval de 30.000 euros depositado en 2017, algo a lo que el Ayuntamiento se oponía porque el convenio firmado era por 30 años y no caduca hasta 2047, según han reconocido a este periódico fuentes cercanas a la actual directiva del club sevillano. Ambas partes han negociado en los últimos días para intentar llegar a un acuerdo para que el club, ahora sin actividad deportiva, pueda seguir compitiendo la próxima temporada en Tercera división.

«Esta temporada hicieron una asamblea de socios donde se aprobaron las cuentas por unanimidad y dijeron que en este curso continuaban con el club y harían la nueva grada. La sorpresa fue que posteriormente a esa junta presentaron su dimisión y anunciaron que dejaban al club en manos de los socios. El escrito lo pusieron en las cuentas del club de Facebook y Twitter», explica un aficionado del equipo sevillano que prefiere que no figure su nombre. Ante esa «renuncia», en el CD Gerena se formó una junta directiva en funciones que se presentó en la Federación Andaluza para hacerse cargo del club y convocar una junta de socios para la elección definitiva de cargos. «Cuando la anterior directiva tuvo conocimiento de ese movimiento, informaron a la Federación que ellos no habían firmado su renuncia y por lo tanto no podía inscribirse otra», añade el seguidor.

Desde el club explican a ABC su versión y se muestran tristes por «los insultos y amenazas recibidas en las redes sociales». «El grupo inversor RR pretende dejar al CD Gerena en Tercera división (misma categoría en la que lo cogió) y con una deuda actual de cero euros», asegura a ABC. «El grupo inversor, que ha invertido aquí más de 250.000 euros, tenía puesto un aval en el Ayuntamiento de 30.000 euros y pretende recuperarlo antes de marcharse. La negativa del Consistorio ha frenado la salida». «Aquí siempre nos han visto como extraños, el pasado curso apenas 50 personas acudían a los partidos», lamentan desde el club, que se quejan de la «falta de cariño recibida».

Mientras el grupo dirigido por René Ramos, que también dirige el Camas CF en la regional sevillana, ha negociado su marcha de Gerena, el equipo de esta localidad ha estado sin actividad deportiva y sin poder una plantilla conformar una plantilla para la próxima temporada. Fuentes cercanas a la directiva han confirmado a ABC que se ha llegado ya a un acuerdo con el Ayuntamiento para que una agencia andaluza de representación de jugadores se haga cargo del club durante los cinco próximos años, aunque antes tendrá que entregar 30.000 euros. «La mitad de ese dinero ya se ha entregado, pero el traspaso federativo no se realizará hasta que se abone la totalidad de esa cantidad».

Un acuerdo que, salvo sorpresas, permitirá que el CD Gerena continúe la próxima temporada en Tercera división y que sus «nuevos» responsables empiezan ya a construir la plantilla para la campaña 2019-20, aunque los equipos rivales llevan ya días trabajando. El grupo inversor de René Ramos dará facilidades para ello aunque el pago íntegro de los 30.000 euros pueda demorarse unas jornadas.