Polideportivo

Pere Miró, el exconcejal de CiU que amenazó al deporte español

El Gobierno apunta a Miró por la crisis con el COI sobre Kosovo

Actualizado:

«Yo siempre empiezo diciendo que soy manresano, estoy casado y tengo un hijo nacido en Suiza», explica Pere Miró (Manresa, 1957) cada vez que se le pide que se presente a sí mismo. Nadador del CN Manresa y estudiante de INEF en sus años de juventud, Miró tiene una dilatada trayectoria en el mundo del deporte y, sobre todo en el olimpismo, donde ha ocupado diversos cargos hasta llegar a ser la mano derecha de Thomas Bach, presidente del COI.

Se presentó a las elecciones municipales por CiU en 1987, fue concejal y su nombre sonó en 2010 para ocupar el cargo político de Secretari General de l’Esport de la Generalitat cuando Artur Mas estaba en el cargo. «Sería muy bonito si quieres a Cataluña como yo», se justificó antes de rechazar la propuesta para centrarse en Solidaridad Olímpica.

Durante la ceremonia inaugural de Barcelona 92, Juegos de los que era director adjunto del Comité Organizador, aparcó el ideario del partido político que defendía. «Sufrí con la reivindicación nacionalista catalana. Se logró un pacto entre todos con la cordura que nos caracteriza. Debíamos ir juntos. La famosa entrada de las banderas se hizo conjunta: entraron al mismo tiempo la de Barcelona, la catalana y la española. Para evitar cualquier tipo de pitada o acción», rememoraba con motivo de los 25 años de aquellos Juegos Olímpicos. Una reflexión que contrasta con sus últimas declaraciones amenazando con dejar a España sin competiciones internacionales y que ha generado suspicacias en Exteriores, que ve «mala fe» y « un ataque centralizado en España» en las palabras de Miró.