Dos partidos de sanción a Pepe por llamar «hijo de puta» a Paradas Romero
real madrid

Dos partidos de sanción a Pepe por llamar «hijo de puta» a Paradas Romero

Mourinho y Ozil, castigados con un partido. Rui Faria cumplirá dos por reincidencia. Apelación ratifica todas las sanciones

madrid Actualizado:

El Comité de Apelación ha desestimado el recurso interpuesto por el Real Madrid al Comité de Competición, que ha sancionado este viernes Pepe con dos partidos por insultar al árbitro Paradas Romero a la conclusión del Villarreal-Real Madrid disputado el pasado miércoles. El central portugués le gritó al colegiado en los siguientes términos: "Vaya atraco, hijo de puta".

Apelación cree que Pepe debería haber sido sancionado, al menos, con cuatro partidos

Apelación explica en su escrito que la sanción de dos encuentros a Pepe incluso "es susceptible de ser sancionada con suspensión de, al menos, cuatro partidos", y en el caso de Özil y Faria se debería haber aplicado un precepto "que sanciona el hecho con un mínimo de dos partidos de suspensión".

El Real Madrid interpuso un recurso de apelación contra todas estas resoluciones del Comité de Competición. En el caso de Pepe, Apelación recuerda en su resolución que en el acta se recoge que el defensa portugués llamó 'hijo de puta' al árbitro. Esa expresión fue estimada por Competición como "constitutiva de menosprecio", ero Apelación entiende que "la expresión indicada ha de ser calificada en todo caso como una injuria".

Apelación agrega que "la expresión proferida no puede ser calificada de forma distinta a la de un agravio u ofensa, que, sin duda, humilla al árbitro que la recibe". El comité continúa diciendo que "por lo expuesto, resulta evidente que no sólo no puede estimarse ninguna reducción de la sanción impuesta, sino que podría incardinarse la conducta del jugador en el tipo del artículo 94 del Código Disciplinario de la RFEF ya citado, y susceptible de ser sancionada con suspensión de, al menos, cuatro partidos".

Mantiene sanciones a Rui Faria y Ozil

En cuanto a las sanciones impuestas a Ozil y Rui Faria, Apelación explica que los gestos atribuidos a ambos "podrían haber sido incardinados en el artículo 117 del Código Disciplinario de la RFEF, que tipifica el hecho de dirigirse a los árbitros en términos o con actitudes de menosprecio o desconsideración, sancionándose dicha conducta con suspensión de dos a tres partidos".

El Comité piensa que Ozil y Rui Faria podrían haber sido sancionados con dos partidos

"Debe tenerse en cuenta que el artículo 119, aplicado en este caso, se refiere al hecho de pronunciar, sin destinatario específico, términos o expresiones atentatorios al decoro o a la dignidad, o emplear gestos o ademanes que, por su procacidad, se tengan en el concepto público como ofensivos, pero sin que, como decimos, se contemple en el tipo una especificidad en cuanto al sujeto al que se dirigen", agrega.

"En cambio, el artículo 117 recoge de forma expresa que el destinatario de tales gestos es el colegiado; en tal caso, como en el presente, se debería haber aplicado este precepto, que sanciona el hecho con un mínimo de dos partidos de suspensión", explica.

Al referirse a la sanción a Mourinho, Apelación señala que las imágenes del partido confirman "sin ninguna duda la apreciación arbitral, en el sentido de que se observa en aquéllas el banquillo y al señor Mourinho protestando al árbitro, tanto verbalmente como gesticulando con su mano, reclamando que debía haberse exhibido una tarjeta a un jugador del equipo adversario".

Recurso ante el CEDD

Así, el comité desestima íntegramente el recurso formulado por el Real Madrid y confirma los acuerdos del de Competición. En cambio, Sergio Ramos podrá jugar ante la Real Sociedad tras quitarle el Comité una amarilla por un defecto de forma en el acta.

No obstante, a la entidad de Concha Espina aún le resta la posibilidad de recurrir el veredicto del Comité de Apelación ante el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) en el plazo de quince días hábiles.

El Comité de Competición, además, también ha sancionado con dos partidos de sanción a Miguel Ángel Olaizola, encargado de material de la Real Sociedad, aplicándole el artículo 120, después de que durante el encuentro ante el Levante se dirigiera al colegiado protestando con los brazos en alto diciendo 'Vaya penalti, que cara tenéis'.