Pepe, de Casquero a la madre de Paradas Romero
El pisotón de Pepe a Messi - abc
real madrid

Pepe, de Casquero a la madre de Paradas Romero

El luso engrosa su lista de víctimas dos meses después del pisotón a Messi, cuando el Madrid prometió «no pasarle ni una más»

Actualizado:

Pepe ya tiene un nuevo episodio que añadir a su leyenda negra. Otra salida de tono de un jugador que ya va acostumbrando al Real Madrid a polémicas periódicas. Tras el partido contra el Villarreal, el portugués se dirigió al colegiado Paradas Romero en el túnel de vestuario y le soltó: "Vaya robo, hijo de puta". El árbitro lo anotó en su acta, lo que puede suponer varios partidos de sanción y la enésima mancha en su expediente.

La última fue hace apenas dos meses, con el pisotón a Messi en la ida de cuartos de la Copa del Rey contra el Barcelona. La imagen del central aplastando con los tacos la mano del argentino cuando éste estaba en el suelo dio la vuelta al mundo e hizo correr ríos de tinta. Pepe se disculpó en un vídeo, pero no convenció demasiado. Como esta vez la acción no constaba en el acta del partido y el Comité de Competición no actuó de oficio, se libró de la sanción. Además, el Madrid no le impuso un castigo interno, aunque prometió que no le dejaría pasar ni una más. Ahora tendrán que demostrar si aquel toque de atención era sincero.

Con todo, la lista negra de Pepe en los campos españoles alcanzó su punto álgido el 21 de abril de 2009, durante el partido liguero entre el Real Madrid y el Getafe. En aquella ocasión, Pepe lanzó dos patadas al centrocampista azulón Casquero mientras éste se encontraba en el suelo, y después se encaró con Albín, al que propinó un puñetazo. Competición le impuso entonces diez partidos de suspensión.

En octubre de 2010, Pepe se las tuvo tiesas con el delantero del Málaga Albert Luque camino del túnel de vestuarios. Luque fue a recriminarle su actitud durante el partido. El exjugador del Ajax agarró a Pepe de la oreja, y éste le respondió con un manotazo. La intervención de sus compañeros impidió que la cosa llegará a mayores. Luque declaró después que Pepe no tenía "educación para jugar en el Madrid".

Solo un mes después, Pepe también fue declarado "persona non grata" en Gijón. Varios jugadores sportinguistas recriminaron al central portugués por hacer cortes de manga a la grada tras un gol de Higuaín.

Este mismo año, Pepe volvió a protagonizar una acción violenta durante la derrota de su equipo ante el Levante. El daminificado fue Xavi Torres, que recibió una patada en la cabeza por parte del central.

En otros clásicos, Pepe también estuvo en el centro de la polémica por una entrada a Dani Alves en el partido de ida de las semifinales de Champions de la pasada temporada. El colegiado alemán Stark sacó la roja al central, y en los días siguientes solo se habló de si la pierna de Pepe había tocado o no al lateral brasileño.

En la Supercopa de esta campaña, Pepe aprovechó una tángana para lanzar un "recado" en forma de patada a Víctor Valdés.