La llegada de Cristiano Ronaldo a la Audiencia Provincial de Madrid

La foto que Cristiano nunca quiso de él

Actualizado:

Cristiano Ronaldo ha tenido un paso exprés por la Audiencia Provincial de Madrid. Apenas una hora ha estado el portugués para declararse culpable de cuatro delitos fiscales y poner fin de una vez por todas a sus problemas con la Hacienda española.

Cristiano ha llegado a la Audiencia Provincial de Madrid a las 9.38 horas. Sonriente, y de la mano de su novia Georgina, el portugués ha bajado del coche y ha enfilado las escaleras que le conducían a la resolución definitiva de sus problemas con Hacienda.

«Estoy perfecto», ha declarado Cristiano, vestido con un traje oscuro y luciendo unas unas gafas de sol. El actual jugador de la Juventus se ha parado incluso unos segundos para firmar autógrafos a sus seguidores, aunque no ha respondido a más preguntas de las decenas de periodistas que esperaban apostados junto a la entrada de la Audiencia.

Cristiano ponía buena cara al mal tiempo. Ayer, la Presidencia de la Audiencia Provincial rechazaba la solicitud de Cristiano de adoptar medidas de seguridad en su acceso al edificio, lo que le obligaba a tener que entrar a pie por la puerta principal para acudir al juicio.

Cristiano se ha declarado culpable de cuatro delitos fiscales contra Hacienda, motivo por el cual ha sido sentenciado a pagar 18,8 millones de euros, entre dinero devuelto, multa e intereses, además de asumir dos años de prisión que, con casi toda seguridad, serán conmutados por una multa de 365.000 euros, aunque en ninguno de los casos tendrá que ingresar en la cárcel.

El portugués ha estado en la Audiencia por espacio de cincuenta minutos, aceptando los hechos tras la lectura del acuerdo de conformidad. Posteriormente atendió de nuevo a unos aficionados y, sin pararse ante los numerosos medios de comunicación que le esperaban, se marchó en una furgoneta negra con los cristales tintados.