ABC
Amaños

Escándalo en Segunda B: el Racing de Ferrol-Coruxo, bajo sospecha por apuestas ilegales

Durante este encuentro del grupo I de la categoría de bronce, se apostó de manera extraña a que los visitantes perderían en el descanso por dos goles. Terminó ocurriendo: 3-1

Actualizado:

Un olor pestilente sigue emanando de las categorías inferiores del fútbol español. Doscientos partidos cada jornada en Segunda B y Tercera división se disputan bajo la cada vez más fundada sospecha de que el resultado parcial, el final o algunas circunstancias del juego están previamente acordados.

El último de estos encuentros bajo la lupa es el que disputaron el pasado domingo el Racing de Ferrol y el Coruxo. A priori, pese a jugar fuera de casa, lo previsible era que los vigueses hubieran vencido o al menos sacado un punto, pues su inicio de temporada ha sido notablemente mejor que el de los ferrolanos. Sin embargo, existen muchísimos indicios que invitan a sospechar que el resultado estuvo predeterminado para que venciese el Racing de Ferrol e incluso para que lo hiciera por dos o más goles de diferencia en la primera parte.

Los datos de la evolución del partido en las casas de apuestas a los que ha tenido acceso ABC son contundentes: antes y durante ese choque se dieron circunstancias que van en contra de toda lógica. Cuando una semana antes el portal Bet365 abrió las apuestas, la victoria del Racing de Ferrol cotizaba a 2,10 euros por cada euro apostado. Sin embargo, según fue avanzando la semana, la cotización bajó hasta 1,34 euros. Un descenso que hizo sospechar a más de una docena de casas de apuestas, que retiraron ese partido antes de su comienzo. No solo descendió sospechosamente la cotización del triunfo de los ferrolanos. Especialmente escandaloso fue el aumento de la cotización de la derrota del Coruxo, que se llegó a pagar a más de nueve euros.

En contra de la lógica

Pero si todo había sido muy raro en los días anteriores al encuentro, la evolución de las apuestas perdió cualquier relación con la lógica durante el partido disputado en La Malata. Cuando en el minuto 16 el Coruxo marca el 0-1 por mediación de Fernando, se produce un aumento de las apuestas a que los vigueses no ganan. Y cuando Joselu empata en el 27, se apuesta fuerte, por encima de las probabilidades, a que perderá el Coruxo.

En ese momento, con 1-1 en el marcador, la casa de apuestas asiática Max Bet daba 1,50 euros por cada euro apostado a que el Racing ganaba el partido. Sin embargo, lo normal es que esas apuestas se encontraran en ese momento a más de tres euros por cada euro apostado. Ello indica, según los expertos, que había un gran número de apostantes asiáticos que tenían la seguridad de que el Racing de Ferrol iba a ganar el partido. Y por si todo esto fuera poco, para rematar la jugada, antes de que en el minuto 30 Joselu anotara el 2-1, los apostantes quieren seguir haciendo caja, y apuestan con fuerza a que el Coruxo va a perder por más de dos goles y a que en la primera parte se van a producir tres o más tantos. Ambas circunstancias terminan «milagrosamente» ocurriendo, pues en el minuto 36 otra vez Joselu marca el 3-1, resultado con el que se llegó al descanso.

Se cumple así todo lo que habían ido prediciendo milimétricamente los apostantes en un encuentro que terminó con resultado de 5-2 y que movió cerca de 200.000 euros en apuestas. Según los expertos consultados por ABC, existen indicios suficientes para pensar que el partido pudo estar predeterminado y de que los apostantes tenían conocimiento de que el Coruxo iba a perder en la primera mitad por al menos dos goles. Sin embargo, no es esa la sensación que tienen en el club vigués. «Yo estuve viendo ese partido y no vi nada raro; no me cabe en la cabeza que pudiera estar amañado», aseguraba ayer a este periódico el director deportivo del Coruxo, Javier Maté, quien dice no estar preocupado porque se investigue este partido: «No tenemos ninguna notificación, y si la hubiera, sería una cosa ajena al club, pero es de ciencia ficción que se pueda decir que el partido se amañó, porque los que hemos jugado al fútbol sabemos que hay que poner de acuerdo a muchos jugadores para hacer eso», zanjó.

Fuentes del equipo contrario, el Racing de Ferrol, que ganó el partido, también se mostraron sorprendidas al recibir ayer la llamada de este periódico. «No tenemos notificación oficial, nos pilla de nuevas, pero le damos cero credibilidad», aseguran desde la entidad ferrolana.

«Difícil de erradicar»

Sin embargo, los clubes más modestos están preocupados por la gran cantidad de partidos investigados por apuestas ilegales. «Lógicamente, es mucho más difícil de detectar y erradicar en estas categorías que en el fútbol profesional. Llevamos tiempo denunciándolo y gracias a nuestro convenio con La Liga hemos empezado a impartir los talleres de integridad en todas nuestras delegaciones», asegura Óscar Garvín, presidente de la Comisión de Clubes de Tercera y Segunda B (CCT).

Garvín considera que «el fútbol no profesional tiene muchos problemas, pero este es especialmente grave porque atenta contra el espíritu deportivo y la honestidad de la competición», asegura el presidente de la CCT, organización que tiene habilitado un correo (integridad@cct2b.futbol) para todo aquel que quiera denunciar presuntos amaños.