Eric Abidal junto a su primo Gerard, donante del higado que se trasplantó al futbolista - Vídeo: El abogado de Sandro Rosell: "Es inverosímil, no tiene ni pies ni cabeza" ATLAS
Fútbol

La Organización Nacional de Trasplantes investiga la operación de Abidal

El Barcelona y el exfutbolosta se defienden de las acusaciones sobre la ilegalidad de la intervención

BarcelonaActualizado:

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y el Hospital Clínic de Barcelona han abierto una investigación interna para esclarecer si hubo alguna ilegalidad en el trasplante de hígado a Eric Abidal tras su enfermedad hepática. Desde el centro hospitalario se asegura que todo está en orden y que se siguieron los protocolos establecidos en cuestión de donantes vivos. Hay que tener en cuenta que hace un año el juzgado ya tenia constancia de posibles irregularidades aunque la causa quedó archivada. Las conversaciones intervenidas entre Sandro Rosell y un estrecho colaborador suyo han reabierto las suspicacias sobre la posibilidad de que el expresidente del Barcelona comprara el hígado, algo totalmente prohibido, para que fuera trasplantado a Abidal.

Tanto el hospital Clínic, donde se realizó la intervención, como el Departamento de Salud aseguran que toda la documentación requerida para un trasplante hepático de donante vivo estaba en orden. No es un proceso sencillo y hay una serie de controles para garantizar la legalidad, entre ellos el altruismo del donante, que no debe percibir nada a cambio. Un equipo médico independiente se encarga de identificar el parentesco del donante y el receptor, un comité ético se encarga de someter al donante a una evaluación médica para determinar el riesgo biológico de la intervención. Y finalmente, se comprueba que la donación es altruista, tal y como marca la normativa de trasplantes.

La reacción del Barça y de Abidal

No ha tardado en reaccionar el Barcelona ni Eric Abidal a todas estas informaciones. Tanto el club azulgrana como el actual secretario técnico han querido desmentir las acusaciones. Ambos han emitido sendos comunicados en la misma línea.

«El Barcelona desmiente rotundamente cualquier hecho irregular, como ya ha hecho el interesado y los responsables del Hospital Clínic de Barcelona", asegura el club azulgrana, que añade: «La información difundida omite un hecho trascendente como es el archivo de esta causa por un juzgado de Barcelona, con fecha de 18 de mayo pasado, circunstancia que perjudica la honorabilidad de Eric Abidal, de todas las organizaciones vinculadas a los trasplantes, del Barcelona y de su expresidente Sandro Rosell». Finalmente, el club azulgrana «lamenta profundamente el poco rigor en la difusión de informaciones relativas a un tema tan sensible, y reafirma su compromiso con Eric Abidal y su Fundación, para contribuir a mejorar la vida de niños y jóvenes afectados por tratamientos médicos similares».

También se ha pronunciado el flamanete secretario técnico del Barcelona a través de su Fundación, que ha querido dejar claro que «todo el proceso relativo» al trasplante de hígado «se adecuó a los procedimientos y protocolos establecidos», al tiempo que desmiente «categóricamente» las informaciones difundidas sobre irregularidades en el tratamiento de su enfermedad. «La Fundación Eric Abidal lamenta que se ponga en duda la honorabilidad de todos los implicados en el proceso, a quienes Eric Abidal les profesa una gran admiración y un enorme agradecimiento, en especial al donante, su primo Gerard», puntualiza.