Champions League

El Oporto de Casillas busca dar la sorpresa frente al Liverpool

Los portugueses apelan a la magia del Estadio do Dragao para superar el 2-0 de los ingleses en los cuartos de final de la Champions

LisboaActualizado:

El Oporto de Íker Casillas apela a la épica europea y reclama el apoyo unánime de la afición para dar la vuelta a la eliminatoria de cuartos de final de la Champions contra el Liverpool.

El Estadio do Dragao vive, por tanto, una de esas noches históricas en las que el umbral entre la gloria y la decepción pende de una delgada línea. El factor campo queda en manos de los portugueses, pero el esfuerzo tendrá que ser titánico si quieren dejar en la cuneta al actual líder de la todopoderosa Premier League (aunque con un partido más que el Manchester City).

El reto de Sérgio Conceiçao es dar con la tecla para anular al tridente de oro formado por Salah, Mané y Firmino. Una misión difícil que, sin embargo, el capitán del Oporto, el mexicano Héctor Herrera, considera factible. Así lo ha declarado en las horas previas al encuentro de alto voltaje: “Siento que tenemos condiciones para derrotar al Liverpool”.

Cientos de aficionados ingleses inundan las calles de la Ribeira, con el emblemático Puente Don Luis I como testigo y las bodegas del famoso vino al fondo. No va más a orillas de la desembocadura del río Duero, que los jugadores lusos no se rinden pese al 2-0 de la ida y, sobre todo, a que parten con la desventaja de no haber marcado ningún gol en el mítico Anfield.

No solo está en juego el pase a semifinales, también los 12 millones de euros que otorga la UEFA al equipo que se clasifique. Un premio suculento que añade más mordiente al combate sobre el césped portugués.

Los blanquiazules temen el poderío físico de los ‘diablos rojos’, que llevan toda la temporada poniendo en práctica de forma sobresaliente los postulados de su entrenador alemán, Jürgen Klopp.

Ahora llega el momento de que el Oporto, hasta ahora una de las revelaciones de esta Champions junto al Ajax, deje traslucir si es capaz de dar un paso al frente o, por el contrario, se queda en una segunda línea europea.

Al borde de los 38 años, Casillas trata de aferrarse a su competición fetiche, con el recuerdo aún fresco de la ovación que le tributó la grada de Anfield hace solo una semana.

Les toca el turno a los portugueses para devolver el ‘fair-play’ al histórico Liverpool, mientras hacen todo lo posible para que la dupla de delanteros integrada por Marega y Soares tenga por fin su noche, en vista de que ambos llevan unas semanas atascados.

Aspecto de gala en Do Dragao, un estadio ansioso por ver de nuevo a sus inquilinos en lo más alto del olimpo europeo. ¿Habrá gesta en el norte de Portugal? La emoción está servida.