Ovrebo asegura que aún recibe emails amenazadores de «hinchas» del Chelsea
Ovrebo expulsa a Abidal (fuera de plano) durante el Chelsea-Barcelona de 2009 - ap
Patrocinado por:Santander
liga de campeones

Ovrebo asegura que aún recibe emails amenazadores de «hinchas» del Chelsea

El polémico árbitro del Chelsea-Barcelona de 2009 reconoce que «hay cosas que habría hecho de otra manera» en aquel partido

Actualizado:

Tom Henning Ovrebo, el colegiado noruego que fue duramente criticado en Inglaterra tras arbitrar el Chelsea-Barcelona de la Liga de Campeones de 2009, ha desvelado que aún recibe emails insultantes de «hinchas» del club londinense, según cuenta el diario británico «The Guardian».

Ovrebo, de 45 años, se retiró del arbitraje internacional en mayo de 2010, cuando la FIFA no le seleccionó para el Mundial de Sudáfrica. Pero el noruego ha contado a «The Guardian» que le siguen recordando la que fue, tal y como la define el periódico inglés, «la noche más infame de su carrera».

El colegiado ignoró cuatro penaltis reclamados por el Chelsea durante el partido de vuelta en Stamford Bridge en mayo de 2009, y terminó por convertirse en el blanco de las furias después de que Andrés Iniesta pusisese el 1-1 en el marcador y definiese la eliminatoria a favor de los de Guardiola, haciendo valer el gol marcado fuera de casa.

Didier Drogba y José Bosingwa insultaron a Ovrebo tras el pitido final, lo que les valió una sanción de tres partidos para el marfileño y otra de cuatro para el portugués. Lo que no evitó que varios aficionados del Chelsea le enviasen amenazas de muerte, que aún hoy duran.

«Las amenazas han disminuido, ahora solo me llegan tres o cuatro emails de hinchas al año», ha afirmado Ovrebo, que vive en Oslo y sigue arbitrando partidos en la «Tippeligaen», la primera división noruega. «No es bonito pero tampoco es nada serio. No dejo que me preocupe ni a mí ni a mi familia, que tampoco sabe mucho del tema. No les enseño los emails».

Ovrebo, padre de cuatro hijos, también realiza prácticas como psicólogo y trabaja con miembros del equipo olímpico noruego. Asegura no echar de menos sus 16 años en la elite del arbitraje, aunque admite que se equivocó en aquel Chelsea-Barcelona de hace tres años.

«Mirando atrás, desde luego que hay cosas que habría hecho de otra manera. Aprendí mucho de aquella experiencia», ha afirmado: «Pero cualquier árbitro te dirá que ha tenido buenos partidos y malos partidos, momentos en los que ha decidido bien y momentos en los que no. Es parte del trabajo. No puedo seguir disculpándome siempre por ese partido. Mi vida tiene que seguir adelante».

El noruego admite que la experiencia de Stamford Bridge ha manchado su amor por el fútbol, y que ahora ve muchos menos partidos por televisión de los que acostumbraba. No obstante, su respuesta a si verá el nuevo Chelsea-Barcelona de la Champions es clara: «Por supuesto. Pese a todo lo ocurrido, todavía me encanta ver la Liga de Campeones, sobre todo los grandes partidos del final del campeonato, y éste sin duda va a ser un gran partido».