Nolito, en la concentración de España durante la Eurocopa de Francia 2016
Nolito, en la concentración de España durante la Eurocopa de Francia 2016 - EFE
Tercera división

Nolito, improvisado salvador del Écija

La afición de uno de los antiguos clubes del internacional celebra el fichaje del delantero por el Manchester City

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Pep Guardiola era presentado oficialmente este domingo como nuevo entrenador del Manchester City, equipo en el que tendrá a sus órdenes a Nolito. El internacional español, por el que el conjunto inglés ha pagado al Celta 18 millones de euros, se ha convertido en improvisado «salvador» del Écija Balompié, histórico del fútbol andaluz en el que militó dos temporadas y que esta temporada ha vivido en el alambre por sus graves problemas económicos. Después de ver amenazada su continuidad debido a una importante deuda, el club astigitano puede afrontar el futuro con optimismo gracias al millonario traspaso del delantero de Sanlúcar de Barrameda. El dinero que la entidad sevillana percibirá en concepto de derechos de formación de su exjugador, una lotería milagrosa de 180.000 euros, le permitirá cubrir prácticamente su deuda. [ La curiosa historia de Nolito]

Nolito, de vacaciones tras su participación con España en la Eurocopa de Francia, promete dar muchas tardes de gloria a la afición del Manchester City, pero, de momento, ya ha levantado el ánimo del Écija Balompié y de una hinchada que en los últimos años ha dado la espalda a su equipo. Los problemas económicos que arrastra el club han terminado de alejar del estadio San Pablo a los seguidores astigitanos, a los que la trayectoria deportiva de su equipo tampoco ha ayudado a motivar. En la temporada 1996-97, perdía la categoría en Segunda división y, después de 17 campañas en Segunda B, caía al pozo de Tercera división en el que se ha instalado durante los dos últimos cursos. El conjunto astigitano ha despedido la Liga con apenas medio millar de socios.

En 2014, la actual junta gestora compraba al empresario valenciano Eduardo Serrano un club ya endeudado, pero sus años al frente del Écija tampoco han ayudado a sanear la tesorería. En medio de los cantos de sirena sobre el presunto interés de un grupo coreano por adquirir la entidad, los impagos a la plantilla se han sucedido a lo largo de este curso, aunque finalmente se ha conseguido el objetivo de la permanencia en el Grupo X de Tercera. Apenas un mes después, el futuro resulta mucho más esperanzador gracias a Nolito.

Nolito, con el Écija
Nolito, con el Écija

El gaditano, el delantero que no tenía juguetes, militó en el Écija desde 2006 hasta 2008 (Segunda B) antes de firmar por el filial del Barcelona. El club andaluz puede beneficiarse del mecanismo de solidaridad de la FIFA si reclama la parte que le corresponde en concepto de derechos de formación por el reciente traspaso del internacional español desde el Celta al Manchester City. Según el artículo 21 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores, «si un futbolista profesional es transferido antes del vencimiento de su contrato, el club o los clubes que contribuyeron a su educación y formación recibirán una parte de la indemnización pagada al club anterior». En el caso de Nolito, la cantidad a percibir es un 0,5 por ciento del total pagado por el Manchester City (18 millones de euros) por cada una de las temporadas que permaneció en San Pablo. Como fueron dos campañas, la cifra sería el 1 por ciento del traspaso, es decir, 180.000 euros.

Siempre dispuesto a ayudar

Una cantidad que puede parecer ridícula para las cifras que se mueven en el fútbol profesional, pero que para un equipo de Tercera división como es el Écija es todo un lujo. Y más cuando, como en el caso de los andaluces, se acumula una deuda que ronda los 230.000 euros. Gracias a Nolito, a las dos temporadas que pasó en San Pablo y a su fichaje por un grande de la Premier League, el club astigitano podrá satisfacer prácticamente la totalidad de esa deuda y afrontar su futuro con otra perspectiva más optimista. El último gran servicio del internacional a un modesto que en su día le sirvió de escaparate en Segunda división B. [ Así ayudó Nolito también al Recreativo de Huelva].