Pep Guardiola en el banquillo del Manchester City
Pep Guardiola en el banquillo del Manchester City - Reuters
Pep Guardiola

Pep Guardiola: «No me parece bien que se pite el himno de España»

El entrenador catalán ha asegurado que no volverá a ser entrenador del Barcelona: «No soy el mismo, ni su mirada hacia mí es la misma»

Actualizado:

Pep Guardiola ha concedido una entrevista a TV3 en donde ha hablado de multitud de temas de actualidad. El entrenador del Manchester City ha abordado cuestiones deportivas y políticas en el programa de la televisión catalana «Preguntas Freqüentes». Entre algunas cosas, ha sorprendido una contundente declaración descartando un hipotético regreso al banquillo del Camp Nou: «Nunca volveré a entrenar al Barça».

Después de su exitosa etapa al frente del equipo, Pep Guardiola se tomó un año de descanso antes de desembarcar en el Bayern de Múnich. Tras tres temporadas en Alemania hizo las maletas y puso rumbo a Inglaterra, donde está entrenadndo actualmente. ¿Volver a España? Parece que no entra en sus planes: «Como entrenador se ha acabado, porque no soy el mismo, ni su mirada hacia mí es la misma», aseguró. «Tenía una edad fantástica en la que me comía el mundo y nos lo comimos, con unos jugadores increíbles, con un presidente joven y desacomplejado, el Txiki (Begiristain), una generación de jugadores brutales y el mejor jugador del mundo (Messi). Los astros se juntaron», relató sobre aquellos años en el Camp Nou. También quiso restar opciones a optar a la presidencia del club: «Yo soy entrenador y soy bueno en lo mío, no lo puedes ser en todo. Cuando acabe, me veréis jugando al golf».

Además, fue preguntado por si podría llegar a ser seleccionador de España, una opción sobre la que en alguna ocasión se había llegado a especular: «Nunca lo seré porque nunca me lo ofrecerán. No me arrepiento de haber jugado con la selección. Yo soy del Barça y he entrenado el Bayern y ahora el Manchester. Antepongo mi trabajo y profesionalidad a cualquier otra cosa».

El técnico catalán se deshizo en elogios hacia el juego del Barcelona cuando le preguntaron por su exequipo: «Llevan siete de las últimas diez Ligas. El Barça ha sido también el mejor esta temporada aunque no haya ganado la Champions. Es muy difícil solo perder un partido en la Liga. Llevo seis años fuera y sigo viendo cómo juega y alucino». Sobre la estrella azulgrana fue tajante: «Messi es único. No va a quejarse fuera, cuando no le gusta algo lo dice en el campo. Fuera está calladito».

Una de las últimas polémicas surgidas a su alrededor es la relacionada con su exjugador Yaya Touré, quien le ha acusado de racista. «Es mentira y lo sabe, estuvimos juntos dos años y ahora es cuando lo dice, jamás me lo dijo cara a cara». Tras fraguarse una mala relación en el Barcelona, la distancia entre ambos fue a más cuando volvieron a coincidir en el Manchester City.

Cuestión catalana

Pep Guardiola también se refirió a la cuestión catalana y dio su opinión sobre la situación actual: «Creo que hay que tener una gran mayoría para dar un paso así y no solo con el 50%. Tiene que haber una base social más grande». Preguntado sobre un político que le guste especialmente, se decantó por un ex de la CUP: «David Fernández de la CUP es el número uno. No entiendo por qué se marchó. Es mi ídolo. Es un tío muy preparado que no tenía que haberse ido». En cuanto al lazo amarillo, cree que este «solo pide la libertad de gente acusada a 30 años de prisión por subirse a un coche». «Esto es lo que más me duele: ver a gente en prisión o exiliada. Nada podrá volver a la normalidad hasta que no se solucione».

Por último, el exazulgrana también habló sobre los pitos al himno: «No me parece bien que se pite el himno de España, pero creo que es una tontería retirar las camisetas amarillas porque no es un símbolo político, es algo transversal». «El Barça tiene una identificación muy personal de lo que es el país. Durante el franquismo podías ir al Camp Nou y hablar catalán», aseguró. También opinó que Sandro Rosell tenía que ser juzgado, y deseó que «la situación no se alargara». Para terminar, quiso echar un capote a Rafa Nadal a raíz de sus últimas declaraciones en favor de que haya unas elecciones: «¿Por qué un deportista no puede hablar de política? Nosotros también tenemos opinión como cualquier persona. Me parece perfecto que Nadal pida que se ha de votar. Igual que Piqué o Xavi pidieran en su día un referéndum».