Histórico gol de Míchel a Brasil durante el Mundial de 1986 que no subió al marcador
Histórico gol de Míchel a Brasil durante el Mundial de 1986 que no subió al marcador - ABC
Fútbol

El Mundial 2018 peligra para los árbitros españoles

Su nula familiaridad con los sistemas de videoarbitraje podría ser una rémora a la hora de las designaciones de la FIFA

BarcelonaActualizado:

El pasado 29 de enero una polémica jugada encendió todos los debates sobre la necesidad de implantar tecnología en la Liga española. Se disputaba un Betis-Barcelonay un remate de los azulgranas traspasó casi un metro la línea de gol. Hernández Hernández no concedió el tanto. El resto de las grandes Ligas cuentan con tecnología para dirimir este tipo de jugadas.

Ahora, la polémica vuelve a la palestra y es que la nula tecnología empleada en nuestra competición, comparada con el resto de Ligas europeas, podría costarle el puesto a los árbitros españoles, que ven peligrar por este motivo su participación en el Mundial de 2018. «La FIFA pretende usar el videoarbitraje en el próximo Mundial y eso exigirá que los colegiados que viajen tengan conocimientos sobre este sistema, más conocido como VAR, y que en España no se está implementando por la dejación de funciones de la Real Federación Española de Fútbol», han asegurado en desde la Liga al portal digital «Palco23».

El International Football Association Board (Ifab) ya aprobó en el mes de marzo de 2016 el uso de forma experimental de esta tecnología. Con ella se permite la corrección en directo de jugadas como un fuera de juego, un penalti y si la pelota ha rebasado la línea de gol. Hay que tener en cuenta que el videoarbitraje ya se probó de forma experimental en el último Mundial de Clubes que acabó ganando el Real Madrid, aunque se percibieron algunos aspectos que había que pulir como la pérdida de tiempo a la hora de analizar jugadas polémicas.

La Liga ya ha enviado tres solicitudes a la Federación para poner en marcha las pruebas, una en agosto de 2016, otra el pasado febrero y una tercera este mismo mes de marzo. La manera de iniciar todo el proceso es un convenio que ya está preparado y que deben firmar FIFA, Ifab y la competición, pero se necesita la conformidad de la RFEF para que aporte los árbitros.

El silencio de los árbitros

En la LFP están deseando dar un paso adelante y colocarse al nivel de las otras grandes Ligas europeas y lamentan que la imagen de la competición sea la que más daños recibe cuando un árbitro se equivoca. Además, critican que los árbitros tampoco se hayan quejado de esta situación, pese al riesgo que corren por no cumplir las exigencias de la FIFA.

Hay que tener en cuenta que aunque el convenio se firmara ahora, la puesta en marcha del VAR no se produciría hasta la próxima temporada, a un año vista del Mundial de Rusia. «El arranque no es tan sencillo, porque aunque La Liga corra con todos los gastos de implantación, en la próxima campaña ya sólo podríamos llegar a la primera fase de la experimentación», argumentan. «Todas las Ligas europeas ya están en fase de experimentación, cada una en una fase del proceso, y mientras nosotros ni hemos empezado porque no hay conformidad de la Federación», lamentan desde la Liga.

El presidente de los árbitros españoles, Victoriano Sánchez Arminio, deja clara su postura en el número de diciembre de la revista de la RFEF: «El uso del videoarbitraje me parece muy bien. Puede ser algo positivo en el futuro para que el árbitro tome las decisiones correctas». No obstante, ponía unas condiciones: «El uso del vídeo deberá estar regulado y ha de ser el propio árbitro el que pida la revisión de una jugada puntual en la que tenga dudas. La decisión de la revisión deber ser sólo del propio colegiado». Este argumento chocaría de frente con el objetivo del VAR. «Si el árbitro está seguro de lo que ha visto y de la decisión tomada no tiene que hacer caso si los que lo están viendo por el vídeo le hacen alguna apreciación», zanjaba Sánchez Arminio.

La intención de la FIFA

Este hecho podría afectar a los colegiados que aspiren a estar en Rusia 2018, ya que la Liga da por hecho que sólo viajarán aquellos profesionales que ya estén familiarizados con los protocolos del VAR. «Hace falta que los árbitros tengan experiencia a la hora de gestionar estas situaciones, ellos dicen que no va a volver a pasar lo del Mundial de Clubes y que van a llevar en las fases decisivas a árbitros que estén duchos en el uso de la tecnología, que no es un curso de una semana», advierten fuentes conocedoras de las intenciones de FIFA.