José Mourinho, en la rueda de prensa en Nicosia - afp
Patrocinado por:Santander
real madrid

Mourinho: «Yo no soy responsable de la ley del silencio»

El técnico blanco niega que la decisión de no dar ruedas de prensa haya sido suya

Actualizado:

José Mourinho, técnico del Real Madrid, rompió la ley del silencio en la que se encontraba su equipo desde el pasado miércoles tras el empate en El Madrigal, ante el Villarreal, en la rueda de prensa oficial de la UEFA en la previa de la ida de los cuartos de final de Liga de Campeones, donde afirmó que no es el responsable de la decisión. [Así lo hemos narrado en directo]

Con rostro serio y sin querer responder cinco de las preguntas que le realizaron los periodistas en la sala de prensa del estadio GSP de Nicosia, Mourinho aseguró que no fue su decisión que cuerpo técnico y plantilla dejaran de hablar a los medios de comunicación.

"No es verdad", respondió a la primera pregunta que abordaba la ley del silencio que ha tenido el Real Madrid en los partidos de Liga ante Villarreal y Real Sociedad. "No tengo que justificar nada pero para complementar la respuesta no soy yo el responsable ni decido absolutamente nada", añadió.

También valoró la pitada del Bernabéu a Coentrao en el partido contra la Real Sociedad: "Yo no valoro lo pasase. Fabio está recuperado de su lesión, le dimos veinte minutos para que retomase el ritmo, y su ánimo es bueno aunque podría ser mejor".

Además, confirmó que Sami Khedira, que acudió junto a él a la rueda de prensa, estará en el once titular. Y tuvo palabras sobre su posible compañero en el medio campo, Esteban Granero: "Es una buena opción para jugar con Sami, es equilibrado y el equipo necesita ese equilibrio. Pero no digo que vaya a ser titular, solo que es un jugador que me gusta y está preparado para jugar mañana".

El portugués mostró respeto hacia el Apoel: "Por mi parte asumo la responsabilidad de decir que obviamente somos favoritos por nuestro potencial económico y deportivo. Intentaremos jugar nuestro partido. La mejor cualidad del Apoel es ser un equipo equilibrado. Para muchos es un adjetivo con poco significado, pero para mí es de los más importantes en el fútbol. Mi equipo tiene que ser equilibrado también", dijo.

El técnico portugués recordó las dificultades que tuvo su equipo en el empate fuera de casa que logró en los octavos de final, en Moscú ante el CSKA (1-1), para valorar la importancia del encuentro en Nicosia ante un Apoel a quien nadie da opciones en la eliminatoria. "Contra el CSKA algunos pensaban que iba a ser más fácil. Yo, no. Al final fue como yo pensaba. Conseguimos un resultado en el primer partido que nos dio una pequeña ventaja y nos dejó en buena situación para ganar la eliminatoria. Mañana es lo que vamos a intentar hacer. Si podemos ganar no vamos a empatar, pero mis sensaciones son que el partido es difícil y que el segundo en el Bernabéu, en nuestro hábitat natural, será decisivo", dijo.