Leo Messi en el momento de batir a Cuéllar por alto en el que fue el primer gol del Barcelona
Leo Messi en el momento de batir a Cuéllar por alto en el que fue el primer gol del Barcelona - REUTERS

Barcelona-SportingMessi se afianza en la lucha por el Pichichi y la Bota de Oro

El argentino suma su gol número 21 en Liga, lo que le permite distanciarse del resto de delanteros de las Ligas europeas

BarcelonaActualizado:

Ocho minutos tardó Leo Messi en anotar el primer gol del partido entre el Barcelona y el Sporting y en dar un nuevo paso hacia la consecución de su cuarto trofeo Pichichi y de su cuarta Bota de Oro. Con Enrique Castro «Quini» en el palco, el argentino volvió a desatascar un partido que podía atragantarse si los azulgranas tardaban en abrir el marcador.

Messi ya suma 21 goles en la Liga, dos más que su compañero Luis Suárez, que también vio puerta ante el Sporting. El rosarino solo se ha quedado cinco partidos de los que ha disputado en Liga esta temporada sin anotar y suma cinco encuentros consecutivos viendo puerta en la competición de la regularidad. La trascendencia que está teniendo en este tramo de temporada es fundamental. No hay que olvidar que llegaba al choque ante el Sporting salvando los muebles en los dos anteriores duelos. Consiguió los dos tantos ante el Leganés, el último de penalti en el último minuto, y también el gol del triunfo del Barça en el Calderón ante el Atlético cuando solo faltaban tres minutos para que expirase el tiempo reglamentario.

No es la primera vez que el Barcelona depende en exceso de su líder. Esta misma temporada fue trascendente ante el Valencia (2-3) en Mestalla al lograr el gol de la victoria en el minuto 94 desde los once metros. También empató sobre la bocina en Villarreal (1-1) y le dio la asistencia del empate final ante el Betis (1-1) en un encuentro recordado por el gol fantasma que no subió al marcador.

En total han sido once puntos los que ha dado al equipo y sin los que el Barcelona miraría el título de Liga como una utopía imposible de conseguir. «Sería ingenuo pensar que no dependemos del mejor jugador del mundo. Ojalá podamos depender de él durante mcuhos años», había confesado Luis Enrique en la previa del encuentro.

No es para menos. Al margen de esta temporada, el argentino va pulverizando registros. En sus 500 partidos como titular ha anotado 458 goles. El tridente también se ve beneficiado de los tantos del rosarino pues significa que aumenten sus estadísticas. La MSN lleva 13 partidos consecutivos anotando en Liga y está a uno de igualar su mejor marca, que firmó en la temporada 15-16.

Si hasta el momento Messi había priorizado el juego del equipo y las asistencias, ante la situación que viven sus compañeros tras la debacle ante el PSG y la crisis de juego en algunas fases del año, ha decidido cargarse el equipo a la espalda y mostrar su faceta más goleadora. Su fortaleza en este aspecto puede comprobarse viendo la clasificación de la Bota de Oro, que premia a los mejores goleadores de todas las Ligas europeas. Messi lidera el trofeo con 21 goles, que le hacen sumar 42 puntos. Por detrás está Cavani, que ayer anotó en el partido de Copa que el PSG ganó al Niort (0-2), que suma 26 goles y 39 puntos. Ya más alejados están Luis Suárez, Lewandowski (Bayern), Aubameyang (Dortmund), Dzeko (Roma) e Higuaín (Juventus) con 19 goles y 38 puntos. Merecida fue la ovación cuando fue sustituido a la hora de juego.

No hay prisa por cubrir la baja de Aleix

Por otro lado, hay que destacar las palabras de Robert Fernández. El secretario técnico del Barcelona no quiso desvelar si ficharían un lateral para cubrir la baja de Aleix Vidal, que se perderá lo que resta de competición por una grave lesión. «Tenemos tiempo para cubrir la baja de Aleix», se limitó a decir Robert. El técnico añadió: «Ahora nos tenemos que centrar en el partido de hoy y el del Celta. Tenemos que ganar estos seis puntos para intentar recuperar la primera plaza de la Liga, que es nuestro objetivo y tratar de remontar la eliminatoria ante el PSG».