La crisis se ceba solo con la Liga BBVA
El norcoreano Chong Tese, nuevo fichaje del Colonia - afp
fútbol

La crisis se ceba solo con la Liga BBVA

El mercado de invierno, que se cierra esta noche en Europa, ha dejado pocos fichajes en España, la liga que menos ha gastado

emilio v. escudero
MADRID Actualizado:

Vive Europa inmersa en una crisis económica que afecta a todos los estamentos, y el deporte no es ajeno a ella. Hace unos años, la apertura del mercado de invierno era sinónimo de lluvia de millones. Fichajes de todos los colores para tratar de solucionar a golpe de talonario los errores cometidos en la planificación de pretemporada. Ahora, esos refuerzos llegan con cuentagotas y son unos pocos elegidos los que pueden hacer un desembolso a mitad de curso.

De las cinco grandes ligas europeas, la española es la que más ha notado esta recesión económica. A falta de los movimientos de última hora, los clubes de la Liga BBVA apenas se han dejado 8,7 millones de euros, de los que 7,7 los ha gastado el Sevilla. El conjunto andaluz ha sido, junto al Granada, el único que ha realizado un desembolso económico en España, debido, en gran parte, a la mala situación liguera que atraviesa, lejos de su objetivo de Liga de Campeones. La llegada de José Antonio Reyes, procedente del Atlético de Madrid, por 3,5 millones, ha sido el más caro del invierno español.

En el lado opuesto está la Bundesliga, donde se han gastado casi 54 millones en refuerzos, seis veces más que en España. Dentro del mapa alemán, ha sido el Wolfsburgo el que más ha aflojado la chequera, con 30 millones invertidos en ocho fichajes, de los que destaca el de Ricardo Rodríguez, lateral zurdo que militaba en el Zúrich, y que ha costado 8,5 millones.

Ocho millones por Gilardino

El gasto en el Calcio italiano ha sido casi el mismo que en Alemania. Los problemas bursátiles del país del sur de Europa no han cohibido a sus equipos, que han puesto en el mercado algo más de 50 millones de euros. El Genoa, el Rockefeller de la liga, ha gastado 16, de los que la mitad han ido a parar a las arcas de la Fiorentina para hacerse con los servicios de Alberto Gilardino.

Un escalón por debajo, con algo más de 48 millones, se sitúa la Premier League, donde esta vez no ha sido el Manchester City, sino el Chelsea el que ha copado los traspasos más costosos. El conjunto de Abramovich ha pagado 8,4 millones por el jugador del Bolton, Cahill, y otros 7 en el brasileño Lucas Piazón, un joven centrocampista del Sao Paolo, que apunta a estrella. Aún así, el fichaje más caro de la Premier no lo ha hecho el Chelsea, sino el Newcastle, que ha puesto 12 millones sobre la mesa para fichar al senegalés Papiss Demba Cissé, hasta hace unos meses en el Friburgo.

En Francia, los cantos de sirena del PSG se han quedado en casi nada (se habló de Kaká, pero solo han llegado Maxwell, Álex y Thiago Motta) y el peso comprador de la liga lo ha llevado el Lille, cuyo desembolso para que Nolan Roux vista su camiseta ha sido de 8 millones de euros. En total, los clubes franceses se han dejado 42 millones en el mercado de invierno, los que menos de las grandes ligas, pero a años luz de España, donde la crisis sigue golpeando con fuerza.