Unas viejas botas de fútbol, colgadas en un puente en Agbogbloshie (Ghana)
Unas viejas botas de fútbol, colgadas en un puente en Agbogbloshie (Ghana) - ABC
Fútbol internacional

Matan en Ghana a un periodista que investigaba la corrupción en el fútbol nacional

Ahmed Hussein-Suale recibió tres disparos cuando volvía a su casa en Accra por hombres sin identificar que viajaban en moto

Actualizado:

El periodista de investigación ghanés Ahmed Hussein-Suale, que formó parte del equipo del documental que sacó a la luz el pasado junio un gran escándalo de corrupción en la Asociación de Fútbol de Ghana (GFA), ha sido asesinado a tiros, según informaron medios locales.

El periodista fue disparado tres veces -dos en el pecho y una en el cuello- por hombres sin identificar que viajaban en moto cuando volvía a su casa de la capital ghanesa, Accra. Así lo ha contado a DPA su primo, Musa Mohammed. «Unos pocos minutos después de que dejara la casa, escuchamos disparos y cuando nos apresuramos a salir, le vimos en su coche. Recibió dos disparos en el pecho y otro en el cuello», ha precisado. «Como familia, estamos devastados. Era un periodista que estaba haciendo su tratado al exponer a los corruptos», ha subrayado su primo.

Hussein-Suale pertenecía a Tiger Eye Private Investigations, un equipo encabezado por el galardonado periodista Anas Aremeyaw Anas, cuya información llevó a la inhabilitación de varios árbitros de fútbol y responsables, incluido el presidente de la Asociación de Fútbol de Ghana, el año pasado.

Trabajó en el documental «Number 12», que denunció que el ya expresidente de la GFA Kwesi Nyantakyi usaba el nombre del jefe de Estado ghanés, Nana Akufo-Addo, para conseguir favores e inversiones privadas. Estrenado en junio, incluye un vídeo en el que Nyantakyi estaría recogiendo 65.000 dólares de «inversores» para que les facilitase contratos de carreteras con la presidencia y vicepresidencia de Ghana.

Después de salir a la luz el documental, el Gobierno de Ghana ordenó disolver la GFA y suspender la actividad futbolística en el país, además de provocar la dimisión de Nyantakyi tanto de sus funciones en la GFA como en la Unión de Fútbol de África Occidental (WAFU, en inglés). El expresidente también fue suspendido de por vida de todas las actividades relacionadas con el fútbol a nivel nacional e internacional.

La Asociación de Periodistas de Ghana (GJA) se mostró conmocionada por lo sucedido y su presidente, Roland Affail Monney, dijo que era un ataque «a todos los periodistas y al periodismo en particular», en declaraciones al diario Graphic. Asimismo, el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) remarcó en su cuenta de Twitter que «las autoridades en Ghana deberían investigar de forma inmediata la muerte del periodista» y «asegurar que las amenazas contra la prensa se toman en serio».