José Mari, Etxebarría, Puyol y Helguera durante el entrenamiento de ayer. GONZÁLEZ MOLERO

Más pruebas para cerrar el año

ENRIQUE ORTEGO
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

GRANADA. Última fecha para las selecciones en el calendario de 2002. Visto hasta donde se han marchado Brasil (Corea) y Argentina (Japón), que la selección española juegue por quinta vez en Granada se da por bueno a pesar de que mantenga mi teoría de que estos amistosos, clavados como una cruz en medio de la Liga y la Liga de Campeones y tan lejos de la fase final de una gran competición sirven para poco. Pero la fecha está ahí y hay que jugar, como lo hacen todos los demás.

Lo peor es que, como pasara hace un mes con Paraguay, el rival de turno no anima. Y eso que los resultados más recientes de esta renovada selección búlgara que dirige Plamen Marlov están siendo positivos. Tres triunfos en la fase de clasificación para la Eurocopa -uno en Bélgica (0-2) y dos en casa, Croacia (2-0) y Andorra (2-1)-, sin olvidar que en un amistoso reciente también ha ganado en Grecia (0-2).

Un rival en renovación

Después del fracaso en las dos últimas fases de clasificación, Eurocopa 2000 y Mundial 2002, los búlgaros parecen estar en el buen camino para volver a la elite, donde estuvieron de forma brillante en el Mundial 94, la Eurocopa 96 y el Mundial 98 con aquella generación liderada por Stoichkov, Kostadinov, Ivanov y Penev.

Les faltarán hoy a los búlgaros, a pesar de todo, jugadores importantes como Balakov, el veterano centrocampista del Stuttgart que ha regresado al equipo nacional convirtiéndose en el líder a pesar de sus 35 años. Sí estará otro veterano, Borimirov, y gran parte de su legión extranjera, que cada vez es más numerosa. Hablan maravillas de Vladimir Mantchev, 24 años, que no será titular, pero que la temporada pasada fue el máximo goleador del Campeonato búlgaro con 21 tantos y que ahora juega en el Lille francés.

Por lo que a España se refiere, más pruebas, más cambios, que es de lo que se trata en estos partidos amistosos. Además, las ausencias obligadas de Raúl y Joaquín permiten ver nuevas alternativas para la zona ofensiva. Comentaba ayer Saéz que quiere hoy probar con dos fórmulas atacantes. Una con un delantero más dinámico, como Jose Mari, que se mueve mucho y cae, incluso, en las bandas; y otra con un ariete más específico, más referente del juego ofensivo, como es Tristán. En la primera parte jugará el rojiblanco, y hay que recordar que siempre fue utilizado en esa posición por Sáez en la selecciones inferiores.

Sáez alineará a todos

También anunció el técnico que actuarán todos los jugadores y que en el descanso, incluso, hará cinco cambios, Cañizares por Casillas incluido. Después de su ausencia en los últimos partidos por estar enfermo, Marchena jugará el encuentro completo. La primera parte con Puyol como pareja, y en la segunda con Helguera. Los jugadores más castigados por la temporada sólo actuarán un tiempo. Por eso cabe pensar que, si en la primera parte juegan Albelda-Baraja, en la segunda pueden hacerlo Xavi-Capi. Etxberría entrará seguro por Mendieta y posiblemente el último cambio sea Capdevila por Vicente. En este segundo tiempo Saéz podría probar con dos delanteros y pasar de su clásico 4-2-3-1 a un 4-4-2, con José Mari y Tristán juntos.