El Madrid, a seguir la línea sólida ante el Zaragoza

JULIÁN ÁVILAMADRID. Este tipo de encuentros siempre tienen trampa. La víspera o la resaca de las vacaciones encierran un peligro sordo, y los futbolistas son los últimos en enterarse. Hasta que

Actualizado:

JULIÁN ÁVILA

MADRID. Este tipo de encuentros siempre tienen trampa. La víspera o la resaca de las vacaciones encierran un peligro sordo, y los futbolistas son los últimos en enterarse. Hasta que comienza a rodar el balón y se ven por detrás en el marcador. Hay mil ejemplos y a esta plaga no escapan ni los grandes.

Esta tarde veremos si el Real Madrid mantiene la sólida imagen del Camp Nou o si se deja llevar por el empacho de puntos y de elogios. El cuerpo técnico y los jugadores han corregido la sangría de puntos de la última temporada (del Bernabéu volaron 17 puntos) y hoy los equipos llegan a Chamartín con la sensación de que no es fácil puntuar.

Cuatro puntos de brecha

Además, el triunfo del Barcelona en el estadio del Mallorca anoche debe suponer un toque más de atención porque los azulgrana siguen al acecho para sacar provecho del mínimo desliz en los próximos encuentros (en estos momentos la brecha es de cuatro puntos).

Ahora llega el Zaragoza, un equipo que navega sin rumbo, más cerca de los puestos de descenso que de Europa. Tampoco andan muy sobrados de moral. Víctor Fernández no ha encontrado la tecla idónea para ensamblar las buenas piezas que maneja en la plantilla.

Pese a estas deficiencias, los maños son un rival muy a tener en cuenta, sobre todo de medio campo hacia adelante. Mucho más porque el Comité de Competición levantó la tarjeta roja a Diego Milito (había sido expulsado en la Copa frente al Pontevedra) y el argentino se crece ante Casillas.

Más problemas tienen los maños en defensa, donde conceden muchas facilidades. A estas deficiencias hay que unir la baja de Aimar a última hora. El centrocampista no viajó a Madrid por unas molestias en el pubis. D´alessandro, otras de las estrellas, no fue convocado por decisión técnica, otra muestra del polvorín en que se ha convertido el vestuario maño.

En el Real Madrid, Bernd Schuster mantendrá el bloque habitual en la Liga. Sólo hay una pequeña modificación. Pepe no ha entrado en la convocatoria y ha sido reservado para el partido de Copa frente al Mallorca. Sufrió un fuerte golpe en el partido de Barcelona y estas navidades se ha visto afectado por un proceso gripal, situaciones que han aconsejado alargar la recuperación.