Luis Suárez en la semifinal de Anfield
Luis Suárez en la semifinal de Anfield - Reuters
FC BARCELONA

Luis Suárez, bajo sospecha

Acusado de borrarse de la Copa para estar en la Copa América, justifica su operación

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Uno de los jugadores señalados en este tramo final de temporada y que ha generado cierto enfado entre la masa social del club es Luis Suárez. Su paso por el quirófano tras la dolorosa eliminación de Anfield y antes de la disputa de la final de la Copa de Rey, l o que le dejaba fuera del choque ante el Valencia, ha generado ciertas dudas sobre el compromiso del uruguayo, que sí llegará a tiempo para competir en la Copa América (empieza el 14 de junio). El entorno ha entendido que el ariete priorizaba los objetivos de su selección a los del club que le paga y que apostó por él cuando aún arrastraba una sanción de la FIFA que le impedía pisar un recinto deportivo durante casi medio año por aquel mordisco a Chiellini. El ruido generado ha molestado al charrúa, que se vio ayer en la obligación de emitir un comunicado con el que defender su honorabilidad y justificar la artroscopia a la que se sometió hace dos semanas.

«No soy mucho de aclarar cosas que se dicen de mí y llegan a la gente, pero esta vez me veo en la obligación de hacerlo, ya que creo que muchas cosas que se están diciendo son con mala intención y ponen en duda mi profesionalidad», se arranca ante los comentarios que aseguran que si el Barça hubiera llegado a la final de Champions habría pospuesto la intervención quirúrgica para disputarla, algo que no ha hecho con la Copa del Rey y que ha perjudicado considerablemente al equipo al privarle del potencial ofensivo del que disfruta cuando juega junto a Messi.

Tras explicar que empezó la temporada con molestias en el cartílago, Suárez añadió de forma contundente: «Quiero aclarar, en especial a todos los que parece que me quieran hacer daño, que la lesión que me llevó a pasar por el quirófano no tiene absolutamente nada que ver con el cartílago, sino a causa de una rotura de menisco que sufrí en la eliminatoria contra el Liverpool». El uruguayo insiste: «Me vi obligado a perderme la final en contra de mi voluntad».

Aprovechó el delantero para sacar pecho y hacer un alegato de su hoja de servicios desde que fichó por el Barcelona en junio del 2014, en un intento de desbaratar todas las dudas que se vierten sobre su compromiso. «He demostrado cada día desde que llegué a este club que estoy cien por cien involucrado, lo doy todo en cada entrenamiento y en cada partido por este escudo ¡Porque siempre ha sido y es mi sueño estar acá!».

Se le busca un relevo

Aunque Luis Suárez tiene el puesto asegurado la próxima temporada, el club trabaja para buscarle un jugador que realmente le genere competencia, pugne con él por la titularidad y sea su heredero natural. El escogido ha sido Antoine Griezmann después de que haya vuelto a ponerse en el mercado asegurando que no seguirá en el Atlético (120 millones de cláusula). Hasta ahora, todos los delanteros que han coincidido con el charrúa no han tenido casi protagonismo. Es el caso de Paco Alcácer, Munir o el recién llegado Boateng, cuya presencia ha sido testimonial, prácticamente nula.