Laporta ve a Guardiola como presidente del Barcelona y a Xavi de entrenador
BARCELONA

Laporta ve a Guardiola como presidente del Barcelona y a Xavi de entrenador

El expresidente azulgrana desgrana los «cuatro elementos» cruciales para el éxito del Barça: Cataluña, La Masía, Cruyff y Unicef

ABC.ES
Actualizado:

«Guardiola será el próximo presidente del Barcelona y Xavi será entrenador», sostiene Joan Laporta en una entrevista publicada este lunes en el diario italiano «La Repubblica». El que fuera presidente azulgrana cree que Cataluña, La Masía, Cruyff y Unicef han ayudado a conformar la que ha sido la etapa más dulce de la historia del club.

Cuatro «elementos» han sido cruciales según Laporta para el éxito del Barcelona en los últimos años: Cataluña, Cruyff, La Masía y UNICEF. «Sin Cruyff nada de esto hubiese pasado», esgrime. Con él al frente del club se potenció La Masía. Años después puede sacar pecho. «Los Messi, Xavi, Iniesta o Busquets han crecido juntos desde que tenían 8 años. Y, encima, Guardiola es uno de ellos. Después de todo, el verdadero secreto es que son buenas personas». Flores también para la estrella, Leo Messi, que ya es el azulgrana con más goles en partidos oficiales. «Cuando juega parece que lo hace en el patio de colegio, se divierte», sentencia

Durante su última temporada como presidente del club aterrizó Zlatan Ibrahimovic. Laporta ahora considera aquella operación un error. «No entró en sintonía con el equipo. El fútbol es un juego colectivo y en el Barça prima más la solidaridad», alega. El fichaje del sueco hizo daño a la economía del club, aunque Laporta asegura que el tesorero del equipo, Xavier Sala i Martin, dejó las cuentas perfectas «Es profesor en Columbia y creo que le nominarán para el Nobel de Economía», vaticina.

Laporta piensa que el Barça «también podría ser un modelo político». El expresidente azulgrana, actual diputado en el Parlament, llega a decir que durante la etapa franquista «el Real Madrid era el equipo del régimen». En cuanto al lema «Més que un club», Laporta explica que el Barça, con más de un siglo de historia, es propiedad de los socios. «Al final, lo que cuenta son las ideas. El nacionalismo catalán y el barcelonismo son una misma cosa: un modo de pensar», añade.

Por su militancia política, en Italia le han llegado a comparar con Berlusconi, presidente del Milán. «No tengo un equipo o un imperio de negocios, siempre he trabajado para otros», argumenta. Lo que no deja claro es si algún día volverá al organigrama del club. «Quién sabe», sentencia.